Otro bus de la empresa Alfaro se vara en carretera de alta velocidad, pese a problemas, el CTP sigue sin tomar medidas

0
1855

La empresa de autobuses Alfaro tiene una especie de inmunidad en el CTP y pese a sus incumplimientos en materia de seguros y al estado de sus unidades que continuamente dejan a los usuarios varados, las autoridades siguen sin tomar medidas concretas.

La tarde de este viernes otro autobús de la empresa que cubre la ruta de San José a Nicoya quedó varado dejando a sus usuarios botados en media carretera cuando circulaba por el carril central de la autopista General Cañas, cerca del Real Cariari.

Según usuarios el bus solo dejó de funcionar. Pronto el temor se apoderó de muchos de los pasajeros que aun tienen en la memoria el accidente en Cambronero, donde un bus de esta mista empresa fue arrastrado por un terraplén. Ahora un nuevo grupo de pasajeros quedaba varado en mitad del carril de alta velicidad de la General Cañas, con la incertidumbre sobre si esa unidad poseía o no poliza de seguros suficiente para cubrirlos en caso de un accidente.

La unidad placas 13588 de la Empresa Alfaro, se suma a las unidades que tiene esta empresa sin el mantenimiento debido y pese a que existe un gordo expediente sobre esta empresa y a la polémica por la investigación en el Consejo de Transporte Público (CTP), las cosas siguen como si nada.

Ante esta inmovilidad la Fundación para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos (Fundeprode Costa Rica) presentó una solicitud de investigación ante la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa, con el propósito de que se detenga el abuso sobre los usuarios, manifestó su director, Hermez González.

“Las noticias que han circulado en torno al desamparo y violación de los derechos de los usuarios nos obligan como Fundación a solicitar que se abra el debate público en
beneficio de estas personas y de todas las personas usuarias que actualmente corren
riesgo de quedar desamparados ante la ley”; señaló González.

Tuvo que intervenir la Policía de Tránsito para lograr evacuar a las personas que, desde su interior, miraban con asombro el pasar veloz de cientos de carros por ambos lados del bus. 

Según fuentes de Tránsito, el varonazo provocó el retraso de todas las personas en su llegada a Nicoya, pues, según informó el medio Noticias CRC,  los usuarios debieron de esperar otro bus que llegaría desde Guanacaste, lo cual sucedió varias horas después. 

Un pasajero qué iba en la unidad, molesto, tomó fotografías y comentó que no se trata de un hecho aislado, sino que ya los pasajeros a Nicoya no saben qué hacer pues es muy frecuente que esos buses tengan problemas mecánicos, con el consecuente riesgo para quienes los utilizan a diario. Incluso comentó que varias veces se han quedado varados porque se queden sin combustible en carretera. 

El CTP ordenó abrir un procedimiento contra Empresa Alfaro luego del accidente de Cambronero. En diversos medios se ha divulgado qué entre las anomalías del día del accidente estaban qué la unidad ya tenía vencida su vida útil, por lo cual no contaba con revisión técnica y tampoco con la póliza de seguro de responsabilidad civil que la ley obliga a tener a todos los autobuses qué prestan serví io público de pasajeros. 

También varias de las víctimas del accidente han reclamado públicamente que al agotarse la atención basada en el Seguro Obligatorio de Vehículos (SOA), qué va incluido en el marchamo, el Instituto Nacional de Seguros (INS), dejó de atenderlos y los remitió a la Caja Costarricense del Seguro Social.

Commentarios

commentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí