PATROCINADO

George Rodríguez EP. El autoproclamado presidente interino de Venezuela, el diputado opositor Juan Guaidó, dejó sin efecto, la mañana de este sábado, el cargo de Traición a la Patria para los militares quienes apoyen el ingreso de ayuda humanitaria, programado para este día, desde Colombia, a territorio venezolano.

Quienes persistan en tratar de impedir el paso de la carga de emergencia son desertores y traidores, aseguró Guaidó, en varios mensajes que difundió en la red social Twitter, en medio de la expectativa respecto a si la ayuda podrá ingresar luego de que el régimen del cuestionado presidente venezolano, Nicolás Maduro, cerró todos los puentes fronterizos que interconectan a Colombia y Venezuela.

También la mañana de este sábado, fueron difundidas, en redes sociales, imágenes de cuatro integrantes de la venezolana Guardia Nacional Bolivariana (GNB) cruzando la frontera binacional, hacia territorio colombiano, tras haber desertado.

La GNB –cuyo lema es “El honor es su Divisa”-, integra -conjuntamente con el Ejército Nacional Bolivariano (ENB), la Amada Nacional Bolivariana (ANB), y la Aviación Militar Bolivariana (AMB)- la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

“En mi condición de Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional, dadas las circunstancias excepcionales que vive la República, dejo sin efecto la calificación de Traidores a la Patria, para efectivos militares que crucen la frontera”, tuiteó el dirigente opositor.

Guaidó se encuentra, desde el viernes, en la oriental ciudad limítrofe colombiana de Cúcuta, donde está almacenada la ayuda humanitaria, principalmente estadounidense, que el régimen madurista ha expresado que rechaza.

Guaidó cruzó la frontera, desafiando la prohibición de abandonar el territorio de Venezuela, orden emitida por el Poder Judicial controlado por el gobierno madurista.

“Todo aquel que no esté del lado del pueblo y que impida la entrada de la ayuda humanitaria es un desertor que traiciona a nuestro pueblo. Quiénes nos acompañen a salvar la vida de los venezolanos son verdaderos patriotas. #23FAvalanchaHumanitaria”, indicó.

Guaidó también formula un llamado, a los venezolanos en general, a manifestarse, pacíficamente, fuera de instalaciones de las FANB, para exigir que el sector militar permita el ingreso de la ayuda de emergencia.

“Convocamos a todos a salir masivamente a la calle en todo el país, a manifestarse en paz en los cuarteles para exigirle a la #FANB que deje pasar la ayuda humanitaria. Hagamos que hoy se escuche el clamor de todo un pueblo que quiere vida, futuro y libertad”, escribió.

El dirigente opositor reiteró, además, el llamado, a los militares venezolanos, a acatar la Constitución.

“A la #FANB le reiteramos nuestra orden: odebezcan la Constitución, dejen pasar la ayuda humanitaria y pónganse del lado del pueblo. Hoy tienen en sus manos las vidas de cientos de miles de venezolanos. Todo el país y el mundo tendrá sus ojos sobre ustedes. Decidan bien”, indicó.

Por su parte, el senador republicano estadounidense Marco Rubio, informó, también la mañana de este sábado, en tuits en inglés y en español, sobre la deserción de cuatro integrantes de la GNB.

“#LoÚltimo Militares desertores ya están del lado colombiano. En total 4 miembros de la GNB pidieron ayuda a Migración Colombia este #23Feb #Venezuela #EVTVConVenezuela #TodosUnidosPorVzla”, anunció Rubio.

En Cúcuta, Guaidó es acompañado por los derechistas presidentes Iván Duque (Colombia), Mario Abdo (Paraguay), y Sebastián Piñera (Chile), y por el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), el ex canciller uruguayo Luis Almagro, quienes también llegaron el viernes a esa ciudad.

Guaidó anunció, el 12 de febrero, en el marco de una masiva manifestación en Caracas, la capital venezolana, que miles de voluntarios venezolanos procurarían facilitar, once días después, en la frontera binacional, el traslado de la ayuda –consistente en alimentos, medicinas, insumos médicos varios-.

La fecha de este sábado marca el primer mes desde que Guaidó se autoproclamó, el 23 de enero, en el marco de una multitudinaria manifestación en Caracas, presidente interino del caribeño país sudamericano.

Maduro sostiene, para justificar su negativa a que la ayuda ingrese a territorio venezolano, por una parte, que Venezuela no la necesita, y, por la otra, que se trata del preludio de una invasión militar estadounidense.

En tal contexto, el cuestionado gobernante ha ordenado el cierre de las fronteras marítimas venezolanas con las islas caribeñas de Aruba, Bonaire, y Curazao, y la terrestre, de 2,137 kilómetros con Brasil, además de haber dispuesto el cierre del espacio aéreo venezolano, y de los puentes binacionales ubicados en diversos puntos de la totalidad del límite terrestre de 2,341 kilómetros con Colombia.

Una de estas estructuras viales es el puente Tienditas –aun no inaugurado-, que interconecta a Cúcuta y la occidental y también fronteriza ciudad venezolana de Ureña, en el estado de Táchira.

Ello, debido a que se trata de territorios en los cuales está almacenándose asistencia humanitaria destinada a Venezuela.

La crisis socioeconómica, política, y de seguridad venezolana ha generado el éxodo que, de acuerdo con diversos cálculos, han emprendido por lo menos 3.5 millones de personas quienes, vía terrestre, se han desplazado a países sudamericanos tales como los limítrofes Brasil y Colombia, lo mismo que a otras naciones del área, tales como Ecuador y Perú.

Además de la represión antiopositora por parte del régimen madurista, los migrantes denuncian, entre otros factores causantes del éxodo, la masiva escasez de alimentos básicos y medicinas, el marcadamente bajo poder adquisitivo de los salarios, y la generalizada falta de oportunidades.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here