20 C
San José
domingo, agosto 7, 2022

Propuesta para elegir presidente con 20% de los votos pierde cuatro firmantes en un solo día

MÁS LEÍDO

VIDEOS

La propuesta para cambiar la Constitución Política de nuestro país se tambalea a tan solo un día que se anunciara la intención de que en las próximas elecciones un candidato llegue a ser presidente con apenas un 20% de los votos.

Esta iniciativa es impulsada por el diputado Gilberth Jiménez (PLN), quien se mantiene en su posición de reducir el porcentaje a la mitad (actualmente un presidente puede ser electo en primera ronda superando el 40%), a pesar de perder el apoyo de tres legisladoras de su mismo partido.

Las liberacionistas Alejandra Larios, Sonia Rojas y Monserrat Ruiz; son las diputadas que se apartaron del proyecto retirando su firma.

“Mi firma aparece en el proyecto por un error de procedimiento y de consideración de mi parte. Nunca he apoyado ni apoyo esta idea que considero un grandísimo error y sería un retroceso democrático para uno de los sistemas más sólidos del mundo”, expresó Ruiz.

Por su parte Rojas indicó que el contenido de la propuesta “podrá afectar nuestro robusto sistema democratico”, luego de una oportuna discusión acompañada por el criterio técnico de expertos.

Junto a las verdiblancas, el socialcristiano Horacio Bogantes abandonó el barco, luego de que la Unidad Social Cristiana enviara un comunicado rechazando la iniciativa.

“Desde la fracción del Partido Unidad Social Cristiana, rechazamos categóricamente cualquier propuesta que venga a debilitar nuestra democracia, y a aumentar el abstencionismo”, dice la misiva de los socialcristianos.

El otro firmante del PUSC, Alejandro Pacheco, de momento, no ha retirado la firma.

Fabricio Alvarado, excandidato, líder y jefe de fracción del Partido Nueva República dijo en nombre de su agrupación que “hayamos firmado ese proyecto no quiere decir que lo vayamos a votar a favor”.

El periodista y pastor, deja entrever un total rechazo al 20%, pero; mediante una discusión responsable vería con buenos ojos reducir el porcentaje de 40%

Alvarado, apoyó que se deben discutir varios temas electorales, como lo son los espacios entre segunda y primera ronda para bajar los costos, abstencionismo y “¿Por qué no?” reducir el porcentaje para ganar.

¿Posibles favores?

Desde el partido conservador niegan que exista una intención de ayudar a Liberación Nacional a ganar una elección.

“Me resulta absurdo que se diga que firmamos el proyecto para facilitar las cosas a Liberación, cuando Nueva República tiene vocación ganadora y de Gobierno, en el 2018, este servidor (con el Partido Restauración Nacional) les aventajó en los resultados de primera ronda (…) fuimos la tercera fuerza electoral en las últimas elecciones y trabajaremos para ser la primera”.

Por su parte, el diputado Gilberth Jimenez (PLN) impulsor de este proyecto y que se aferra al discurso de reducir a un 20% el porcentaje de victoria para que alguien ejerza la jefatura de Estado, dejó una chinita a quienes abandonaron el proyecto, al dar a entender que admitir un error en análisis en una propuesta de artículo único es una falencia en el actuar de los legisladores.

Por su parte, Alvarado críticó el retiro de los firmantes señalandolos como “populistas”, recomendando hacer un análisis menos “higadoso”.

Mejor democracia

El diputado del Frente Amplio, Ariel Robles, se opuso al proyecto de ley, señalándolo como un retroceso democrático.

Para el legislador, con el fin de mejorar el proceso electoral del país se debe optar por impulsar proyectos como el de “Franjas Electorales”, para darle un tiempo establecido a cada candidato para dar a conocer sus ideas y plan de gobierno. Además de investigar el financiamiento de las campañas políticas.

Para el politólogo Sergio Araya, este proyecto de ley lo que hace es aceptar un problema como una realidad, lejos de resolver el abstencionismo del país.

“Lejos de resolver el problema con el fondo (abstencionismo) lo que hace es aceptar, con una suerte de resignación una realidad que parece que llegó para quedarse, en vez de buscar cómo variarla, lo que se quiere es adecuar el ordenamiento normativo a esa”.
El politólogo también resaltó el peligro que significa el apoyo real, ya que se puede tener un 20% de apoyo, pero, con el abstencionismo el porcentaje es todavía menor.

Como si se tratara de un salón de clases en el que la mayoría reprueba; en vez de repasar la forma en la que se da , simplemente se fija un nota menor para que más estudiantes pasen, fue el ejemplo usado por Araya, para explicar que se debe atacar el abstencionismo.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

ÚLTIMO MINUTO

El Periódicocr.com