TU TIENDA WEBSu tienda en linea desde hoy
PATROCINADO

George Rodríguez EP. La designada del ultraderechista presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, para dirigir el nuevo Ministerio de la Mujer, Familia y Derechos Humanos (Ministério da Mulher, Familia e Direitos Humanos), la pastora evangélica y abogada Damares Alves, ratificó, al enterarse del nombramiento, su posición contra el aborto.

“Esta cartera va a trabajar con la protección de vidas, no con muerte”, aseguró el jueves, en breve conferencia de prensa, luego de que el futuro ministro de la Casa Civil, Onyx Lorenzoni, la anunció como titular del cargo creado por Bolsonaro.

Alves sostiene que el aborto no constituye un tema de salud pública, no obstante el hecho de que miles de mujeres fallecen anualmente en el país sudamericano a causa de que acuden a clínicas clandestinas para interrumpir embarazos.

La variada gama de campos de acción del futuro ministerio –a inaugurarse el 1 de enero, junto con el nuevo gobierno- incluye el de los pueblos indígenas, ya que Bolsonaro ubicó en su órbita a la Fundación Nacional del Indio (Fundação Nacional do Indio, Funai), tras retirarla del Ministerio de Justicia.

Entre los cometidos de la Funai figura su responsabilidad en materia de política pública para la población indígena brasileña.

En coincidencia con afirmaciones formuladas cinco días antes por su futuro jefe, respecto a los pueblos indígenas, la ministra designada sostiene que el delicado tema de la demarcación de tierras indígenas no es prioritario.

“El indio es gente, y necesita que se lo vea de una forma como un todo. El indio no es sólo tierra”, afirmó durante el breve diálogo con periodistas.

Interrogado por periodistas, el 30 de noviembre, sobre cuál sería la política de su gobierno en materia indígena y ambiental, Bolsonaro dijo que “en los últimos veinte años, siempre he notado una presión externa –y que fue acogida en Brasil- respecto, por ejemplo, a, cada vez más, demarcar la tierra para el indio, demarcar tierra para reservas ambientales, entre otros acuerdos que, a mi entender, fueron nocivos para Brasil”.

El mandatario electo aseguró que no se trata de perjudicar a los pueblos indígenas, y hasta mencionó al presidente boliviano, Evo Morales.

“Nadie quiere maltratar al indio. Ahora, vea: en Bolivia, tenemos un indio que es presidente. Por qué, en Brasil, tenemos que mantenerlos recluidos en reservas, como si fuesen animales en zoológicos?”, agregó.

Respecto a otra de las áreas del ministerio al que fue asignada, Alves, una declarada antifeminista, expresó, en declaraciones que formuló en marzo, a periodistas, preocupación por el hecho de numerosas mujeres trabajan, por lo que permanecen tiempo considerable fuera del hogar.

“La mujer nació para ser madre”, afirmó, entonces, y aseguró, a continuación, que “ser madre es el papel más especial de la mujer

Ganador de las elecciones llevadas a cabo en dos rondas de votación, y caracterizado por sus recurrentes expresiones racistas, machistas, xenofóbicas, y homofóbicas, Bolsonaro se apresta a iniciar, el 1 de enero, el período presidencial que cubre el cuatrienio de 2019 a 2023, en reemplazo del también derechista Michel Temer.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here