Date: December 4, 2018 Place: Washington DC Credit: Juan Manuel Herrera/OAS
TU TIENDA WEBSu tienda en linea desde hoy
PATROCINADO

George Rodríguez EP. Costa Rica no reconoce la legitimidad del nuevo período gubernamental iniciado por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo, este jueves, la embajadora costarricense en la Organización de los Estados Americanos (OEA), Montserrat Solano.

Ello, dado el contexto de deterioro del Estado de Derecho y del orden democrático que Venezuela registra bajo el régimen de Maduro, aseguró Solano, al participar en la sesión extraordinaria que el Consejo Permanente de la OEA llevó a cabo para abordar la crisis en ese caribeño país sudamericano, mientras Maduro era juramentado para cumplir su segundo período presidencial consecutivo (2019-2025).

“Por esto, manifestamos que no reconocemos la legitimidad del régimen de Nicolás Maduro que inicia hoy”, subrayó Solano, una periodista y ex defensora de los Habitantes.

El país centroamericano apoyó la resolución que el consejo aprobó en ese sentido, indicó la diplomática.

“Costa Rica, como país de paz, y en un franco apoyo al multilateralismo ha apoyado la resolución aprobada esta mañana que hace un llamamiento para la realización de nuevas elecciones presidenciales con todas las garantías necesarias de un proceso libre, justo, transparente, democrático y legítimo, como merece el pueblo venezolano, así como otras medidas que tengan como objetivo la restitución del orden democrático en Venezuela, obligación que recae en todos los países miembros (…) que hemos suscrito la Carta constitutiva (de la OEA) y la Carta Democrática Interamericana”, precisó.

Asimismo, el país ha dado puntual seguimiento a la crisis socioeconómica, política y de seguridad que hace años golpea a Venezuela, señaló.

“Este seguimiento nos ha permitido constatar el deterioro acelerado no solo de la institucionalidad democrática, sino del Estado de Derecho, graves y constantes violaciones a los derechos humanos de la población venezolana y el desarrollo de una crisis humanitaria que hoy impacta a toda la región, uno de los mayores desafíos como Comunidad Americana”, puntualizó.

La embajadora hizo así referencia al éxodo de millones de personas quienes, huyendo de la crisis venezolana, han emigrado hacia países principalmente sudamericanos.

En ejercicio de su permanente compromiso con la promoción de los derechos humanos, la democracia, el Estado de Derecho, Costa Rica “se une al llamado para que el orden constitucional sea restablecido en Venezuela cuanto antes”, expresó.

En posterior declaración difundida por la cancillería costarricense, Solano señaló que “Costa Rica suscribió su inequívoca y firme condena a la ruptura del orden constitucional, y del Estado de Derecho, en Venezuela, y resaltó que sólo por medio del establecimiento de la democracia, el Estado de Derecho, y el respeto de los derechos humanos, se podrá atender las causas de la crisis que vive ese país”, agregando que, “hoy, una vez más, reiteramos esa posición”.

Al reafirmar el desconocimiento de la validez del régimen madurista, la diplomática indicó que los vicios registrados en la votación presidencial del año pasado, ganada por Maduro, deslegitiman ese proceso.

“Para Costa Rica, el proceso electoral realizado en Venezuela, el 20 de mayo de 2018, careció de legitimidad, por no haber contado con la participación de todos los actores políticos venezolanos, ni con la presencia de observadores internacionales independientes, ni con las garantías y estándares internacionales mínimos necesarios para que sea considerado un proceso libre, justo, transparente, democrático, y pluralista”, planteó.

La resolución del Consejo Permanente fue aprobada por 19 de los 33 países miembros participantes en la sesión extraordinaria que el organismo llevó a cabo para abordar la crisis socioeconómica, política y de seguridad que hace años afecta a ese caribeño país sudamericano.

Los votos en contra fueron seis, además de ocho abstenciones.

El consejo decidió “no reconocer la legitimidad del período del régimen de Nicolás Maduro a partir del 10 de enero de 2019”, indicó el organismo continental, en el primero de los nueve puntos resolutivos contenidos en el texto.

Además, planteó la necesidad de llevar a cabo una nueva elección presidencial transparente y con monitoreo internacional.

La sesión en la OEA y la juramentación de Maduro se enmarcaron en el éxodo que, de acuerdo con diversos cálculos, han emprendido por lo menos tres millones de personas quienes, vía terrestre, se han desplazado a países sudamericanos tales como Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, a causa de la severa crisis de Venezuela.

Además de la represión antiopositora por parte del gobierno venezolano, quienes abandonan el país denuncian, entre otros factores causantes del éxodo, la masiva escasez de alimentos básicos y medicinas, el bajísimo poder adquisitivo de los salarios, y la falta de oportunidades.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here