TU TIENDA WEBSu tienda en linea desde hoy
PATROCINADO

George Rodríguez EP. La Policía Federal (PF) de Brasil solicitó, a la Fiscalía General de ese país, que acuse al derechista presidente brasileño, Michel Temer, por delitos de corrupción, según informaron este miércoles medios de comunicación locales.

La solicitud incluye a otras 10 personas –entre ellas, su hija Maristela Temer-, bajo cargos de asociación para delinquir y lavado de dinero, según las fuentes, que señalaron, además, que, en el caso del mandatario, se lo acusa de haber recibido sobornos a cambio de la emisión de un decreto para beneficiar a empresas del sector portuario.

Entre los once acusados, también figuran el ex coronel de la PN João Baptista Lima Filho, quien es amigo del presidente, y el ex parlamentario Rodrigo Rocha Loures, un ex asesor del mandatario.

De acuerdo con la pesquisa policial, empresas beneficiadas mediante el decreto pagaron millonarios sobornos, para lo cual Temer se habría valido de empresas ficticias con las que se vincula directamente a Lima.

Parte de esos pagos se habría destinado a financiar una reforma en la vivienda de la hija del gobernante.

La solicitud de la PN incluyó  el bloqueo de bienes de todos los señalados, de acuerdo con las versiones periodísticas.

Temer llegó al poder en mayo de 2016, en reemplazo de la ex presidenta Dilma Rousseff (2011-2015, 2015-2016), quien fue destituida, por el congreso, acusada de haber alterado datos financieros estatales.

El actual mandatario fue vicepresidente en la administración de Rousseff.

La información fue conocida 10 días después de realizada la primera vuelta electoral brasileña y once días antes de la segunda votación.

De acuerdo con los datos de la votación difundidos por el Tribunal Superior Eleitoral (Tribunal Superior Electoral, TSE), en la primera vuelta de la votación presidencial ubicó al candidato ultraderechista Jair Bolsonaro reunió 46 por ciento de los votos, mientras el socialista Fernando Haddad, su principal adversario, obtuvo un lejano 29.3 por ciento –para una diferencia de 16.7 puntos-.

En virtud de que ninguno de los 13 candidatos logró el requerido 50 por ciento más un sufragio, para ganar la elección presidencial este domingo, los dos contendores más votados –Bolsonaro, candidato por el Partido Social Liberal (PSL), y Haddad, postulado por el socialista Partido dos Trabalhadores (Partido de los Trabajadores- pasan a la segunda vuelta, programada para el 28 de octubre.

Los algo más de 147.3 millones de votantes fueron llamados a elegir, el 7 de octubre, además de un presidente y un vicepresidente, a 27 gobernadores –en los 26 estados y el Distrito Federal-, 54 de los 81 senadores, los 513 diputados, y 1059 diputados en los estados.

Los electores deben regresar, veintiún días después, a los centros de sufragio, para determinar quién será su próximo presidente.

El ganador de esa votación reemplazará a Temer.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here