Imagenes con fines ilustrativos
PATROCINADO

Aarón Chinchilla EP. | Un estudio realizado por estudiantes de la Universidad de Costa Rica (UCR) determinó la presencia de plásticos en el tracto digestivo de peces procedentes del océano Pacífico costarricense. 

Según trascendió, la investigación de biomonitoreo fue realizada por estudiantes de tercer año de la carrera de Biología y determinó que, en una muestra de peces de la especie Opisthonema libertate conocida como sardina gallera, se encontraron microplásticos (fragmentos entre 0,05-5 milímetros).

La muestra utilizada en la investigación fue de 30 peces (25 machos y cinco hembras, con una longitud de 26,5 centímetros en promedio) y en todos los individuos examinados se encontraron 1101 residuos de plástico (875 son fibras sintéticas o de ropa y 226 partículas de plástico). En cada individuo se identificó, en promedio, 29 fibras y 8 partículas.

Dicha especie es utilizada  tanto para el consumo humano, como para carnada de otros peces y el grupo fue recolectada en las cercanías al puerto de Caldera, en la provincia de Puntarenas. Los peces fueron examinados en los laboratorios del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (Cimar), de la UCR.

“Nos preocupa la salud de la vida marina, ya que hay zooplancton que puede estar consumiendo microplásticos y que sirve de alimento para los peces filtradores, que a su vez pueden ser consumidos por otros peces y estos por aves. Por lo tanto, hay efectos en el nivel trófico (alimenticio) y un impacto ecológico en diversas especies marinas”, afirmó Marco Rodríguez Arias, uno de los estudiantes.

 

Los investigadores determinaron que el plástico que se encuentra en el mar no solo proviene de Costa Rica, sino que también pudo haber sido transportado por las corrientes marinas procedentes de diversas partes del mundo y que convergen en Centroamérica.

“La realidad es muy triste. Hay estudios que muestran que el 90 % de las aves marinas han estado en contacto con plástico, cuando se ha abierto el tracto digestivo de algunas aves se han encontrado tapas y hasta encendedores, como ha ocurrido con albatros de la Isla Midway (llamada “isla basura”). Incluso en el Ártico se han encontrado microplásticos en mejillones”, comentó Luis Bermúdez Guzmán.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here