TU TIENDA CON AMAZONSu tienda en linea desde hoy
PATROCINADO

Pronto se cumplirán dos años desde que cinco hombres jóvenes violaron a una mujer durante los “san fermines” en Pamplona, España. Primero la drogaron y luego, como uno de ellos era conocido de la víctima, se aprovechó de la confianza de ella para llevarla a un lugar apartado y proceder a violarla de todas las maneras posibles junto a sus otros cuatro compinches.

Como no les bastaban los actos aberrantes y repudiables, también los grabaron, tal y como es la costumbre de los psicópatas en donde necesitan llevarse un trofeo para recrear el momento, volver a vivirlo y experimentar de nuevo el placer que sintieron al someter a su víctima.

Antes y durante el juicio, se observaron las conductas más deleznables por parte de los defensores de “La Manada” porque, no vaya usted a creer que ésta era la primera ocasión en la que abusaban sexualmente de una mujer. Ya habían grabado un video en donde se jactaban de tocarle los senos a otra víctima, en el audio se escucha claramente cuando uno de ellos vaticina que “van a ir a parar a la cárcel” por ello. Con anterioridad crearon un grupo de Whatsapp en el que compartían sus fechorías.

La defensa de la Manada tuvo el atrevimiento de contratar a un detective privado para que siguiera a la víctima días después de la violación para comprobar que “la joven mantenía una actitud normal, sin muestra alguna de trauma” y que por lo tanto ése comportamiento demostraba que no había existido delito alguno por parte de sus defendidos ya que ella había continuado con su vida de manera “normal”.

Aunque el vídeo de 96 segundos muestra que la joven no participó de los actos sexuales dado que la misma se encontraba en shock por el desarrollo de los acontecimientos, sirvió de base para que los jueces a cargo consideraran que en ningún momento existió el delito de violación sino “solamente” el de abuso sexual. Con lo que se reduce por completo cualquier sentencia para los cargos de violación.

Uno de los jueces incluso luego de observar el video, consideró que no había delito alguno debido a que las imágenes mostraban “relaciones sexuales consensuadas en un ambiente de jolgorio”.

Para nadie resulta un secreto que las víctimas de traumas y en especial las de abuso sexual se comportan de diferentes maneras luego de sobrevivir al ataque. Algunas tratan de retomar la vida normal de la que gozaban previo al ataque, otras; jamás lo superan. Por lo general, la procesión va por dentro.

Debido a que dos de los miembros de la Manada son militares, fueron confinados a una cárcel militar con privilegios en donde recibían el 75% de su salario hasta que la sentencia fuera dictada.

Si tomamos en cuenta que la sociedad española se enorgullece de su monarquía, las alianzas con la iglesia católica para mantener sangrientas tiranías y en donde cualquier muestra independentista implican la represión inmediata; no sorprende el veredicto.

La sociedad española al igual que la nuestra y sobretodo por motivos de índole religioso tienden a culpar a las mujeres por los bajos e incontrolables instintos de los hombres.

Les resulta muy fácil y cómodo justificar el machismo y todos los delitos que conlleva apegándose al “pecado original de la mujer”.

Desde Eva, la primera mujer de las escrituras sagradas de la religión cristiana; las féminas han debido arrastrar los grilletes de la injusticia, incomprensión e impunidad que a través de la fuerza bruta que el hombre les impone.

De ahí que, por culpa de Dalila que traicionó al héroe Sansón, la mujer de Lot que se convirtió en estatua de sal por “ver lo que no debía”, sus hijas que emborracharon al padre para quedar embarazadas justo esa noche por él y mantener descendencia; Betsabé, por quien el Rey David perdió el juicio al observar su belleza; Elena de Troya quien “provocó” una guerra épica entre dos pueblos; las brujas de la Santa Inquisición, las de Salem; la mujer siempre ha sido vista como la causante, provocadora y por lo tanto, culpable de los delitos que le achaquen, sean éstos fundados o no.

¿Cuándo se convierte cualquier sociedad en cómplice de la Manada?

Cada vez que justifica cualquier tipo de violencia que sufran las mujeres por parte de los hombres.

Costa Rica, un país en el que los índices de la violencia contra la mujer van en aumento y sin parangón alguno; debiera resultar prioridad y tomar todas las medidas del caso para evitar los femicidios que se cometen a casi a diario y que resultan ya normales en los titulares de los medios de comunicación.

Por lo pronto, la designación de Patricia Mora en el INAMU trae algo de esperanza, esperemos que haga lo que ninguna otra ha logrado hasta el momento y que tomemos el caso de la Manada como ejemplo de lo que no se le debe hacer a ninguna víctima de violencia sexual.

Tampoco olvidemos a los protagonistas de la Manada española, no permitamos que continúen saliéndose con la suya:

Guerrero bestial.

Prenda ignominiosa.

Escudero de lo vil.

Boza que ahorca.

Cabezuelo del delito.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here