TU TIENDA WEBSu tienda en linea desde hoy
PATROCINADO

George Rodríguez EP. La decisión de Costa Rica, hace siete décadas, de abolir su ejército, se ha constituido en uno de los principales hitos históricos de este país centroamericano, aseguró la vicepresidenta y canciller costarricense, Epsy Campbell.

Costa Rica optó, así, por desestimar el uso de la fuerza militar como instrumento de solución de conflictos, planteó la jerarca gubernamental, en su participación en el conversatorio, organizado por la cancillería costarricense, para conmemorar el 70 aniversario de esa decisión.

“La renuncia unilateral al uso de la fuerza militar, como vía para dirimir controversias, es sin duda, uno de los más significativos hitos históricos de Costa Rica”, aseguró Campbell.

En tal contexto, el país mantiene el constante compromiso con la paz, indicó.

“Costa Rica ha demostrado, durante 70 años, que es posible vivir en paz con sus vecinos, que es posible construir sociedades sin la amenaza de las armas, y, por ello, su política exterior es un permanente compromiso con la paz, la seguridad internacional, el multilateralismo y el desarme”, subrayó.

Costa Rica abolió el Ejército en 1948, por decisión del ex presidente (1948-1949, 1953-1958, 1970-1974) José Figueres Ferrer, fallecido en 1990.

El conversatorio fue organizado por la Comisión Interinstitucional de Derechos Humanos (CIIDDHH) de la Cancillería, bajo el título “1948: los Derechos Humanos y el adiós a las armas”.

Entre los participantes, figuraron Elizabeth Odio, Jueza de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, ex Vicepresidenta de Costa Rica, así como Jorge Sáenz, historiador y catedrático de la Universidad de Costa Rica, y la experta en derechos humanos Adriana Murillo.

Los expositores coincidieron en destacar el significado de la abolición de las fuerzas armada, como institución permanente en Costa Rica, para la afirmación de la dignidad, la igualdad y la libertad del ser humano.

Recordaron que tanto la abolición del ejército, como la proclama de la Declaración de los Derechos Humanos, que coincidentemente se celebra en diciembre, el deseo de la nación costarricense de vivir en paz y su defensa de la prevalencia de las ideas sobre las armas.

Campbell destacó, además, el vínculo entre la democracia y el cumplimiento de los derechos humanos, mientras que otros participantes advirtieron la necesidad de reforzar la lucha por los derechos humanos y contra toda forma de discriminación, particularmente hacia poblaciones históricamente excluidas, como las mujeres.

También participaron funcionarios de las instituciones miembros de la CIIDDHH, del Mecanismo Nacional de Seguimiento y Coordinación de la Implementación de las Obligaciones y Recomendaciones Internacionales en Derechos Humanos -que es el órgano asesor permanente del Poder Ejecutivo, mediante la concertación con instituciones del Gobierno Central, poderes del Estado y organizaciones de la sociedad civil-.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here