PATROCINADO

George Rodríguez EP. Los sectores militares estadounidense y colombiano están trabajando juntos respecto a la crisis venezolana, reveló, este miércoles, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al inicio de un encuentro, en la Casa Blanca, con su colega de Colombia, Iván Duque.

“Quiero agradecer, al presidente, por trabajar con nosotros. Y estamos trabajando juntos. Nuestros militares están muy enfocados y trabajando juntos. Y veremos cómo resulta todo. Vamos a hacer que todo resulte bien. Eso es lo que hacemos. Hacemos que las cosas funcionen”, indicó el mandatario estadounidense, en conferencia de prensa previa a la reunión presidencial.

Interrogado, dos veces, respecto a la rumorada posibilidad de envío de cinco mil tropas estadounidenses a Colombia, Trump dio respuestas imprecisas, y aparentemente contradictorias.

“Nunca hablo de eso”, respondió, la primera vez, para afirmar, tras la segunda pregunta sobre el tema, que “ya verán, ya verán”.

El gobernante norteamericano también se refirió al apoyo de diferentes países americanos a que se logre una solución a la crisis venezolana.

“Tenemos tremendo apoyo –Colombia-, pero tenemos tremendo apoyo an toda Sudamérica, en todo el mundo, en realidad. Tenemos un tremendo número de países que no solamente se han sumado sino que quieren hacer lo que puedan para ayudar con la situación en Venezuela. Entonces, estaremos viendo mucho, las próximas semanas. Veamos qué pasa. Okay?”, planteó.

Al respecto, Duque indicó que la acción diplomática internacional está generando efecto, y señaló que ello hace suponer el pronto fin del régimen presidido por el cuestionado mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

“Hay algo muy importante que destacar, hoy, y es que (Estados Unidos y Colombia) compartimos valores sobre la democracia, y queremos trabajar juntos para poner fin a la brutal dictadura que viene afectando al pueblo venezolano. I me satisface decir que el bloqueo diplomático está funcionando como nunca antes, y creo que los días de esta dictadura están por terminar. Tenemos que seguir trabajando en esa línea”, afirmó.

Ambos gobernantes se refirieron, además, ayuda humanitaria enviada –en este caso, por Estados Unidos- para paliar la crisis socioeconómica venezolana, y que aguarda, almacenada, en un sector de Colombia fronterizo con Venezuela, y al bloqueo carretero establecido, en el lado venezolano, por el régimen madurista.

“Bloquearon uno de los puentes, pero no lograron bloquear los otros. Les gustaría intentarlo”, afirmó Trump, quien aseguró, en alusión a Maduro, que “está cometiendo un terrible error, al no permitir que eso ocurra (el ingreso de la ayuda)”, y señaló que “eso, está mostrando cosas malas”.

Al respecto, Duque indicó que es necesario enviar, a Maduro, lo que definió como un mensaje fuerte.

“Creo que tenemos que enviar un mensaje muy fuerte, a la dictadura: obstruir el acceso de ayuda humanitaria es un crimen de lesa humanidad”, expresó el mandatario sudamericano, quien agregó que “tenemos que asegurar que la ayuda humanitaria llegue al pueblo venezolano”, y aseguró que “Colombia está altamente comprometida con recibir ayuda humanitaria de Estados Unidos y otros países, para que pueda accesar a Venezuela y ayudar al pueblo venezolano”.

Trump y Duque se refirieron al tema, en Washington, un día después de que, en Caracas, la capital venezolana, el autoproclamado presidente interino de Venezuela, el diputado opositor Juan Guaidó, anunció, al dirigirse a una masiva manifestación contra Maduro, que la asistencia humanitaria comenzará a ingresar el 23 de febrero.

La carga –consistente, básicamente, en alimentos, medicinas y otros insumos médicos- está almacenada en instalaciones en la fronteriza ciudad oriental colombiana de Cúcuta.

Ello, debido a que el régimen madurista mantiene bloqueado el binacional puente Tienditas –una moderna estructura que no ha sido aún inaugurada- que interconecta a Cúcuta y la occidental y también fronteriza ciudad venezolana de Táchira, la vía para el eventual ingreso del convoy humanitario, a Venezuela.

El país registra, hace años, una crisis socioeconómica, política, y de seguridad que ha generado el éxodo que, de acuerdo con diversos cálculos, han emprendido por lo menos tres millones de personas quienes, vía terrestre, se han desplazado a países sudamericanos tales como los limítrofes Brasil y Colombia, lo mismo que a otras naciones del área, tales como Ecuador Perú.

Además de la represión antiopositora por parte del régimen madurista, los migrantes denuncian, entre otros factores causantes del éxodo, la masiva escasez de alimentos básicos y medicinas, el marcadamente bajo poder adquisitivo de los salarios, y la generalizada falta de oportunidades.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here