23 C
San José
jueves, septiembre 29, 2022
- Publicidad-spot_img

OPINION

Reflexiones de un “català emprenyat” *

Por Josep María Gras B. Francia con el 10% de paro está en pie de guerra. Sindicatos, trabajadores y estudiantes se han unido contra el recorte de beneficios sociales que pretende implantar Sarkozy y día sí y día también se manifiestan a lo largo y ancho del país.

En el Estado español, que no país (pues un país es cuando van todos a una y no como España que se dedica a enfrentar a unas comunidades contra otras), con un 20.5 % de paro no sólo no se manifiesta casi nadie en contra de todo lo que están recortando, sino que además dedican -según estadísticas- a estar 5 horas frente al televisor escuchando a personajes como la farandulera Belén Esteban, u otros similares, con un coeficiente inferior al de un gusano de patatas; o bien a ver debates de Intereconomía, fascismo en su más pura esencia. A todo esto se debe añadir que el Estado español tiene el dudoso privilegio de ser el país europeo en donde se leen menos periódicos y menos libros de toda Europa.

Carta abierta a Alejandra Loría, promotora del referéndum

Por Jose María Gras Bartroli

Ante de todo quiero informarle que soy un extranjero, catalán concretamente, que pasa temporadas en este país disfrutando de sus bellezas y hospitalidad. Hasta hoy no tenía conocimiento de su existencia y después de leer con atención el artículo publicado en el periódico La Nación (20-10-2010) titulado "No nos asombramos de nada" y tras hacer ciertas averiguaciones sobre su persona, me atrevo ha dedicarle las siguientes reflexiones:

Su artículo en cuestión no es muy extenso en palabras, pero si en contenido, lo cual me lleva a reconocer su concreción sintáctica, pues quizá esta carta, lamentablemente no tendrá brevedad como la suya.

Mi primera reflexión, y pido disculpas por atreverme a opinar en una cuestión meramente costarricense, versa sobre el tema de los Diputados Constituyentes de este país en el año 1949. Con todo respeto, no creo que invocar el nombre de Dios en la citada Constitución tenga alguna relevancia, y menos en aquellas épocas en el que este término era de obligado cumplimiento. No, señora Loría. Donde verdaderamente estuvieron inspirados los Diputados y llenaron de verdadero contenido la Constitución del 49 fue en la supresión del ejército. Decisión arriesgada y valiente que evitó futuros derramamientos de sangre, como los ocurridos en la mayoría de los países latinoamericanos en la segunda mitad del siglo pasado (Guatemala, El Salvador, Honduras, Brasil, Chile, Argentina etc.); porque no le quepa ninguna duda de que un ejército en Costa Rica hubiera sido instrumentalizado por las familias de terratenientes, que existían, existen y existirán en este país, a su conveniencia.

El anillo de doña Laura

Por David Rojas*

El anillo de doña Laura Chinchilla, que tan flamantemente lució en su principal imagen de campaña, requirió la extracción de más de 250 toneladas de rocas y minerales, que después de pasar por un proceso de lixiviación con cianuro, fueron reducidos al fragmento de oro con el que se confeccionó la joya que lleva en el dedo.

Es decir, que entre ella y su esposo, requirieron 500 toneladas de materiales removidos y sometidos al proceso químico mencionado, con el fin de sellar con oro su unión matrimonial.

Quizás la Presidenta Chinchilla desconoce lo anterior y sus implicaciones. Podría saberlo, si hubiese leído la sección redactada por el Dr. Allan Astorga en el Informe Especial "Minería Química a Cielo Abierto: El Caso de Las Crucitas", elaborado por la comisión de once expertos de la Universidad de Costa Rica, creada por el máximo órgano de esa institución, en Octubre del 2008.

Carta de apoyo a los que luchan con huelga de hambre contra Crucitas

Por Ottón Solís.

Desde Indiana Estados Unidos, expreso mi apoyo, solidaridad, respeto y admiración a Hernán, Ricardo, Astrid, Luis Diego, Rosibel, Andrés, David, Víctor, Sara y Janeth, quienes con una huelga de hambre tratan de persuadir a la señora Presidenta para que revoque el decreto que declaró de conveniencia nacional el proyecto minero de las Crucitas.

La lucha por los recursos naturales, contra el calentamiento global, por las futuras generaciones, por la recuperación del prestigio del país como baluarte en la protección del ambiente, vale la pena muchos sacrificios. Pero espero que el Gobierno comprenda que ese sacrificio no puede llegar al extremo de poner en peligro la salud y la vida de nadie. Seria una demostración enorme de insensibilidad y de irrespeto a la vida de los y las costarricenses, si el Gobierno no reacciona y al menos invita a dialogar a estos héroes del ambiente.

LO ÚLTIMO

- Publicidad -spot_img

Commentarios

commentarios

El Periódicocr.com