Partido Nueva Generación mercadea con la democracia

2
5213
Marvin Eduardo Calderón, integrante del equipo especial de ciudadanos.

Por Marvin Eduardo Calderón*

En una breve experiencia política, constaté que las altas autoridades del Partido Nueva Generación, son mercaderes de la democracia.   Presentan una agrupación como si fuera una real alternativa política emergente para sacar este país adelante, pero en realidad es como un ánfora vacía, a pesar de tener un ideario publicado en internet, parece que no tiene espíritu ideológico; lo primordial es el dinero antes que los valores democráticos y los principios sagrados consignados en la constitución política.

Esos principios están consignados en Artículo 90: “La ciudadanía es el conjunto de derechos y deberes políticos que corresponde a los costarricenses mayores de dieciocho años”.   En artículo 91: “La ciudadanía sólo se suspende: 1) Por interdicción judicialmente declarada; 2) Por sentencia que imponga la pena de suspensión del ejercicio de derechos políticos.” En artículo 95 inciso 8): “La ley regulará el ejercicio del sufragio de acuerdo con los siguientes principios: “8) Garantías para la designación de autoridades y candidatos de los partidos políticos, según los principios democráticos y sin discriminación por género.”

Y en el artículo 98: “Los ciudadanos tendrán el derecho de agruparse en partidos para intervenir en la política nacional, siempre que los partidos se comprometan en sus programas a respetar el orden constitucional de la República.  Los partidos políticos expresarán el pluralismo político, concurrirán a la formación y manifestación de la voluntad popular y serán instrumentos fundamentales para la participación política.  Su creación y el ejercicio de su actividad serán libres dentro del respeto a la Constitución y la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos.”

Fui invitado a trabajar junto con muy destacadas personas, alrededor de un objetivo noble. Me pidieron que encabezara una de las papeletas de dos tendencias internas del partido en el Cantón Central de San José, para participar en las próximas elecciones de alcalde, regidores, síndicos y concejales.  Dos cosas me movieron a aceptar:  los serios problemas por los que atravesamos los habitantes de este cantón y hacerle honor a nuestro sistema de vida cívico y democrático, del cual demasiados habitantes no desean saber nada, debido a la frustración que sienten ante tanta corrupción, ineptitud, impunidad y otros problemas.

Estructuramos una papeleta de lujo, con personas de varias corrientes políticas, intachables, con experiencia, con formación humana, profesionales en una amplia diversidad del conocimiento humano, también con gente humilde y trabajadora, líderes comunales, sin ningún tipo de vanidad personal, más que el deseo de trabajar con las comunidades elevando la dignidad del ser humano y resolviendo problemas sociales, comunales, de infraestructura, de vivienda, del caos que se vive en nuestro cantón.

“Las prioridades el PNG, simplemente son un caldo de cultivo muy rico en nutrientes para la corrupción, que está destruyendo nuestro sistema de vida y que oprime el espíritu de un pueblo y lo hace perder la fe en las instituciones y la democracia”.

Dos tendencias disputábamos la designación por ser el equipo de aspirantes a los diferentes puestos de los gobiernos locales del cantón.  Sabemos que el señor Sergio Mena se reunió con el otro candidato o con sus seguidores en varias ocasiones.  En cambio, con nuestro equipo estructurado de aspirantes, nunca promovió una actividad para dar a conocer su posición como líder del partido, brindarnos una línea partidaria o simplemente comunicar neutralidad en el proceso.  No le interesó un acercamiento que nos hiciera sentir integrados o aceptados como nuevos elementos de la estructura partidaria y dos citas que nos dio a los candidatos a alcaldes y vicealcaldes, fueron condicionadas a un tiempo limitado.

Fuimos distrito por distrito tocando puertas y recibiendo respuestas negativas de gente desencantada de la democracia nuestra, sin deseos de participar.  Aun así, perseveramos y logramos formar las papeletas con personas que residen ahí, en cada distrito y que conocen a fondo los diferentes desafíos que hay que enfrentar desde el ayuntamiento, para lograr mayor calidad de vida y mayor dignidad de las personas.  Sin temor a equivocarme, podría apostar a que ninguna otra papeleta de cualquier partido político, tiene el valor moral y estructural que tenemos como equipo, para ganar la alcaldía de San José.

 ¿Qué pasó?   

Se nos condicionó la participación en el proceso de inscripción al pago de seis millones quinientos mil colones, cuota que se estableció usando como parámetro, el presupuesto altísimo de la Municipalidad de San José. Mientras tanto los aspirantes a otras Municipalidades con poco presupuesto tuvieron más posibilidades que nosotros de inscribirse, lo cual constituye una odiosa discriminación económica y una compra de la candidatura a un precio muy alto.

Con esa exigencia simplemente se violaron nuestros derechos ciudadanos contenidos en los artículos 90, 91, 95 y 98.   Nuestra estructura formada con gente de alta calidad moral, de elevados valores éticos y de trayectoria profesional limpia no importó. Prevaleció el pago para participar de un proceso interno partidario donde el aporte económico es un requisito injusto y selectivo, apropiado para ciudadanos con un gran caudal de dinero y posibilidades financieras, contradiciendo así los enunciados constitucionales.

La ciudadanía de todos nuestros candidatos, alrededor de 135 personas, se suspendió por no tener dinero; habrá que modificar en la Asamblea Legislativa el artículo 91 de la Constitución para incluir este motivo de suspensión de la ciudadanía.  Nunca se dieron garantías para la designación de nuestros candidatos según los principios democráticos y se nos discriminó por no tener dinero.   El PNG irrespetó el orden constitucional de la República y dejó de ser un instrumento fundamental para la participación política. El ejercicio de la actividad del PNG es libre, pero fuera del respeto a la Constitución y la ley.

Los objetivos de todos los que nos incorporamos en este esfuerzo son resultado de una iniciativa independiente que no necesariamente son los mismos objetivos que emanaron de una directriz partidaria.  Nosotros nos preocupamos genuinamente por la situación de la ciudad de San José que requiere de un cambio radical en su administración, que después de más de 25 años nos muestra una cara llena de problemas serios.    Los objetivos del PNG solamente son financieros, la papeleta que va a participar en el proceso de selección de candidatos por San José, tiene que pagar seis millones quinientos mil colones.  No ha interesado fortalecer una estructura partidaria en la base.

Esa diferencia de objetivos no nos liga de ninguna manera a ese partido, ni moral ni éticamente, ni nos obliga a ningún tipo de fidelidad.   A nosotros nos han movido principios y valores de carácter universal que fueron tasados en la suma indicada y no fueron aprovechados para consolidarse hacia el futuro.   Somos gente con un línea ética, moral y auténtica de preocupación por la situación que atraviesa el país y el Cantón Central de San José.   Nosotros estamos muy por encima de ese partido, ellos nos descartaron porque no tenemos la suma que exigieron y ni siquiera recibimos el agradecimiento por la participación previa, por haber llegado con gente muy honorable, y por haber llevado el nombre de ese partido a todos los rincones del cantón.

Las prioridades el PNG, simplemente son un caldo de cultivo muy rico en nutrientes para la corrupción, que está destruyendo nuestro sistema de vida y que oprime el espíritu de un pueblo y lo hace perder la fe en las instituciones y la democracia.


La opinión expresada en este espacio no necesariamente representa la línea editorial de El Periodicocr.com, es responsabilidad de su autor. Envíe sus artículos de opinión o derecho de respuesta a redaccion@elperiodicocr.com con la etiqueta OPINION

Commentarios

commentarios

2 COMENTARIOS

  1. La gente con una línea ética, y moral no se mete en política…No pienso votar por el PNG, al que fundó ese partido de le ve en su rostro la cara de codicia y con este artículo termina uno de abrir los ojos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí