TU TIENDA WEBSu tienda en linea desde hoy
PATROCINADO

En tanto Manuel Baldizón quien logró atraer  con su campaña a la población más joven, llegó muy cerca de Pérez Molina con el 46,26% de votos (9,25 puntos porcentuales menos).

Así Guatemala eligió entre dos opciones de derecha, Baldizón que apoya la pena de muerte y Pérez Molina, “la mano dura”, como se le conoce, proveniente de las altas esferas del ejército, entidad a la cual se la ha señalado en múltiple ocasiones de cometer crímenes de lesa humanidad durante la guerra civil en Guatemala que duró hasta 1996. A Pérez Molina no se le ha implicado directamente, sin embargo diversos sector y  organizaciones defensora de derechos humanos temen una posible alianza entre el presidente electo con integrantes del ejército.

Pérez Molina, quien apuesta por poner mano dura al crimen organizado, llamó al ejército de su país a unirse a su propuesta para regresar la seguridad a los guatemaltecos.

Presidente con perfil militar

Otto Pérez Molina de 61 años es militar de carrera, fundador del Partido Patriota por el cual se lanzó dos veces a la presidencia. Apoyado por la cúpula militar ha fungido como diputado en la administración anterior asignado como Comisionado Presidencial para la Seguridad Nacional, da su experiencia como experto en inteligencia.

A Pérez Molina adquirió preponderancia política por ser uno de los que firmó los Acuerdos de Paz con las guerrillas de izquierda en 1996 durante la presidencia  del régimen de Álvaro Arzú.

El proceso electoral en guatemala transcurrió con normalidad, a excepción de los 90 detenidos por delitos electorales y las acusaciones entre los candidatos por proselistimo político. Pérez Molina acusó a Baldizón en tregar láminas de zinc para que votaran a su favor, mientras que Baldizón le respondía señalándole que tenía las manos manchadas de sangres por su papel en el ejército durante el conflicto armado.

La población votó con apatía, de los 7,3 millones de guatemaltecos aptos para votar, sólo el 60,82% acudió a las urnas, según declaraciones de María Eugenia Villagrán, presidenta del TSE.

Del total de sufragio emitido, el 2.80 % anularon su voto (124,908), mientras que el 1.30 % lo dejaron en blanco (57.970).

 

{jcomments on}

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here