Imagen con fines ilustrativos
PATROCINADO

Aarón Chinchilla EP. | El nuevo programa del Fondo para el Medio Ambiente Mundial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) otorgará 180 millones de dólares para reducir las emisiones dañinas de mercurio y mejorar las condiciones que trabajan de la minería. 

Según trascendió, el programa lanzado en Londres,  tiene como objetivo reducir el uso de mercurio e introducir y facilitar otros métodos de extracción, al tiempo que se trabaja con los gobiernos para formalizar el sector, promoviendo los derechos de los mineros, la seguridad y su acceso a los mercados.

“Iniciativas conjuntas como esta demuestran que cuando nos unimos para la acción ambiental podemos proteger la salud de la comunidad, proporcionar medios de vida a los más necesitados y salvar el planeta”, agregó Joyce Msuya, directora ejecutiva interina de ONU Medio Ambiente.

El programa de cinco años que será implementado en Burkina Faso, Colombia, Guyana, Indonesia, Kenia, Mongolia, Filipinas y Perú pretende, además de eliminar gradualmente el uso de mercurio, la producción sana y responsable, además que  los consumidores tengan acceso a un oro producido de manera ética y ambientalmente sostenible.

“Desde teléfonos inteligentes hasta anillos de boda, el oro pasa por todas nuestras manos todos los días. Pero para la mayoría de nosotros, la fuente de ese oro, y su costo real, sigue siendo un misterio. La introducción de tecnologías seguras y libres de mercurio en el sector ayudará a proporcionar una transición segura a la formalidad laboral y al trabajo digno para millones de personas, al tiempo que pondrá fin a los impactos ambientales que pueden allanar el camino hacia el oro producido de manera sostenible“, aseguró Gustavo Fonseca, director de programas del Fondo.

Los estudios indican que la exposición al mercurio en los mineros artesanales y en pequeña escala es un importante problema de salud global, en gran parte descuidado, que pone a los mineros y sus comunidades. De acuerdo al Programa de la ONU para el medio ambiente, una sexta parte de la producción mundial de oro se extrae de pequeñas minas, donde trabajan unos 15 millones de personas usando agentes químicos peligrosos, entre ellas 4,5 millones de mujeres y más de 600.000 niños.

El mercurio se vierte directamente en los ríos y en el sistema acuífero afectando a los peces y ecosistemas. Además, el sector de la minería artesanal es la fuente más grande de emisiones de este metal, liberando hasta 1000 toneladas a la atmósfera.

“Las emisiones de mercurio afectan la salud y los ecosistemas, contaminando los alimentos que comemos, el agua que bebemos y el aire que respiramos. Este es un problema a largo plazo que debemos enfrentar ahora “, dijo Joyce Msuya, directora ejecutiva interina de ONU Medio Ambiente.

Cada año, más de 2700 toneladas de oro se extraen en todo el mundo. El 20%, más de 500 toneladas anuales, es producido por mineros artesanales y en pequeña escala. Estos mineros y procesadores, la mayoría de ellos en países en desarrollo, trabajan en condiciones a menudo duras, sin la protección de las regulaciones de la industria en materia de pago, salud o seguridad.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here