PATROCINADO

Aarón Chinchilla EP. | Una protesta conocida como Gilets Jaunes (Chalecos Amarillos) en contra de las políticas del presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha dejado como saldo más de 50 heridos y, al menos, tres fallecidos. 

Según trascendió, el movimiento ha salido a las calles pidiendo la dimisión del mandatario y condenando las políticas económicas del gobierno francés. Por otra parte, demandan “bajar todos los impuestos”, crear una “asamblea de ciudadanos” y abolir el Senado, la reducción de las contribuciones de los empleadores y un aumento del salario mínimo y de las pensiones.

Ante tal panorama, la policía lanzó gases lacrimógenos y utilizó un cañón de agua para rechazar el avance de los manifestantes, que trataban de acercarse al Palais de l’Élysée (residencia presidencial), por lo que se desataron enfrentamientos con saldo de 65 heridos de gravedad y tres fallecidos.

Asimismo, se reportaron docenas de vehículos incendiados, 19 estaciones de metro cerradas, un rifle de asalto robado a la policía, saqueos a comercios y un edificio en llamas.

“Pedimos a los representantes del Estado y del Gobierno que nos reciban en un plazo razonable. Si no hay reuniones o propuestas serias durante este posible intercambio, las acciones continuarán y se fortalecerán”, advierten.

Por su parte, el mandatario francés dijo que los “culpables” de la violencia en París “solo buscan el caos” y que “traicionan las causas que pretenden servir”. Asimismo, prometió que “identificará a los responsables del caos y serán entregados a la Justicia”.

“Lo ocurrido hoy en París no tiene nada que ver con la expresión pacífica de una rabia legítima. Ninguna causa justifica que se ataquen las fuerzas del orden, se robe comercios, que edificios queden incendiados o amenazar a periodistas o se ensucie el Arco del Triunfo”.

El nombre “chalecos amarillos” se debe a las chaquetas fluorescentes que todos los conductores de Francia deben llevar en sus vehículos. La prenda se ha vuelto un emblema contra los impuestos que Macron introdujo el pasado año sobre el diesel y la gasolina, pensados para incentivar la compra de vehículos respetuosos con el medio ambiente, una medida que fue acompañada de una batería de incentivos para comprar vehículos ecológicos. En la primera protesta de los chalecos, se sumaron alrededor de 300,000 personas y se estiman que se sumen en otros movimiento, aproximadamente unas 30,000 personas.

 

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

1 Comentario

  1. Dichosa Francia que tiene ese pueblo valiente , en cambio los seguidores del PAC están felices de pagar impuestos por los ricos….QUE VERGUENZA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here