María se defiende

0
1227

La madrugada del viernes efectivos de la Policía Municipal cerraron el local de El 13 durante 24 horas aduciendo que los clientes consumían licor en la acera. El reporte policía también señala que el local no contaba con los permisos respectivos. Roberto Chavés, administrador del negoció publicó los documentos en los que demuestra que no se debe impuestos y que cuentan con los permisos para su funcionamiento.

La Policía  canceló la actividad “Noche Gay”,sacaron a los clientes y cerró el local. La tensión duró casi una hora y según varios testigos entrevistados por este medio, la Policía actuó con abuso de autoridad y discriminación. “Maricones”, “locas”, “playos” fueron las palabras utilizadas por los oficiales, según consta también en un comunicado remitido por Roberto Cháves, administrador de El 13.

“Al parecer, la policía fue convocada por una vecina que posee un negocio de entretenimiento muy cerca de El 13” indicó Cháves en un comunicado, a la vez que se hacía públicauna foto de la actriz María Torres.

Consultada sobre su participación en el caso, Torres desmintió que hubiera realizado la llamada. “Yo estaba en una reunión en ese momento y salí para ver lo que pasaba y me sorprendió el despliegue de patrullas, pero yo no hice ninguna llamada. No tengo nada que ver en ese asunto. Más bien cuando salí la gente me insultó sin haber para qué. ¿Qué razón había de gritarme bruja y homofóbica?. También me parece injusto que la gente en las redes sociales me esté desprestigiando”.

 La actriz, sin embargo, reconoció que sí realizó una llamada, pero el 27 de enero para quejarse por el vullicio que había a las afueras del teatro en plena función.

“Pero en el asunto del jueves yo no tuve nada que ver. Yo he tenido siempre el respeto por ambas partes. A estas alturas de mi vida me veo metida en algo que nada tengo que ver. Además, se afirma que yo tengo un local de entretenimiento y no es así. Señores, yo lo que tengo son dos teatros que me han costado mucho trabajo, muchos años de carrera. Un lugar de entretenimiento es un nigt club. Si lo que se quieren hacer es publicidad a costa de mi nombre, está bien, pero no así”

SORPRENDIDA POR DESPLIEGUE POLICIAL

Y es que Torres al igual que varios testigos coinciden en que hubo demasiado despliegue policial para cerrar un pequeño bar donde por lo general nunca ha habido ni robos, ni peleas.

“Más bien ese día simplemente salí para ver lo que pasaba y quedé sorprendida por el despliegue de perreras, patrullas y de policías. Lo que yo no entendí fue el por qué me llamaba bruja y homofóbica. Yo no soy homofóbica, todo lo contrario, Yo tengo y he tenido una gran amistad con la gente gay y he luchado siempre por que se reconozcan sus derechos y en concienciar a la gente. Por eso tengo una obra de teatro de temática gay. Lo que sí hay que tener claro es que mis derechos llegan hasta donde empiezan los de los demás”, sostuvo.

 

 

Commentarios

commentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí