23.5 C
San José
miércoles, febrero 1, 2023

De la demagogia a la descentralización posible

MÁS LEÍDO

Redaccion El Periodico CR
Redaccion El Periodico CR
Edición central: Somos un medio de comunicación digital costarricense conformado por un equipo de periodistas, profesionales de la comunicación comprometidos en informar, educar e incentivar la participación de la ciudadanía. Creemos en la independencia editorial como garante de transparencia de nuestra labor.

VIDEOS

Durante las tres campañas en que aspiré a la presidencia el municipalismo convocó a grandes reuniones a los candidatos durante los dos últimos meses de campaña, para que nos comprometiéramos con una serie de medidas de descentralización y apoyo municipal. Dentro de ellas se incluía el traslado del 10% del presupuesto nacional a las Municipalidades junto con las competencias cuya ejecución cueste esa misma suma presupuestaria. En las tres ocasiones TODOS los otros candidatos (incluyendo la Presidenta Chinchilla) ante grandes aplausos, se comprometieron con su firma con toda la agenda, excepto yo que en las tres oportunidades denegué públicamente mi apoyo a ese aspecto y escribí una nota a la par de mi firma diciendo que ese punto no lo aprobaba. Por supuesto que, a pesar de mis explicaciones, de esto se aprovecharon algunos de los otros candidatos para acusarme de centralista, que no creía en la acción ciudadana y para hacerme una mala atmósfera con el municipalismo.

Desde que la reforma constitucional para otorgar el 10% del presupuesto a las municipalidades ha estado en el tapete me ha parecido imposible de poner en práctica. No hay manera de trasladar el 10% del presupuesto a las municipalidades y reducir el gasto en ese mismo monto en el Gobierno Central. Esto porque no hay manera de identificar y quitar funciones al gobierno central cuyo desempeño cueste precisamente el 10% del presupuesto. Así que trasladar el 10% del presupuesto a las municipalidades equivale a incrementar el gasto público en 10% o, con dificultades, en algo menos, pero siempre habrá incremento del gasto para hacer lo mismo y quizá con menos eficiencia. En fin, jamás será esto un juego suma cero.

Asi se lo expresé a Oscar Arias el cual, con su acostumbrada demagogia, lo prometió en su primer campaña presidencial. Siendo Ministro de Planificación de su gobierno, le expresé mis reservas y oposición por la imposibilidad de ponerlo en práctica sin un incremento en el gasto. También tuve diferencias con el entonces presidente del IFAM Jorge Urbina por ese tema específico (¡como que vivimos en círculos¡).

Desde entonces vengo luchando (y asi está claramente escrito en los Programas de Gobierno del PAC. Véase, por ejemplo, las páginas 20 y 77 de la Convocatoria presentada a los costarricenses para las elecciones del 2010) para que se otorgue a las Municipalidades PODER DE DECISION sobre el 10% del presupuesto (sino más) pero no la ejecución ni el manejo de recursos que contempla la reforma. Se trataría de que, por ejemplo, la Municipalidad de Coto Brus le indique al ICE el orden prioritario de proyectos de extensión de servicios de telecomunicaciones y de electricidad a ejecutar en Coto Brus y obligar al ICE a que respete ese orden. Igual en el caso del AyA, MOPT, etc.

Eso es poder real, posibilidades concretas de gestionar y orientar el desarrollo local, descentralización efectiva y verdadero fortalecimiento de las municipalidades. Fue lo que hice con las partidas específicas cuando fui diputado: le entregué el poder de decisión a los Consejos de Distrito pero no la ejecución de obras ni el manejo de recursos. Fue un éxito y no se perdieron las economías de escala ni la experiencia de los entes ejecutores centrales. Por su parte, los Consejos de Distrito tuvieron poder real sobre un presupuesto sustantivo y no se vieron en la necesidad de contratar ingenieros, contadores, abogados, etc.

Creo que la Ministra de Planificación se ha topado con el tipo de dificultades prácticas que venimos señalando desde hace años. Lo que sucede es que es un asunto sobre el que es fácil hacer demagogia, sobre todo cuando se adquieren compromisos en busca de votos y no de soluciones.

La ley vigente sobre este tema debe eliminarse y se debe escoger la ruta señalada arriba, para en serio fortalecer las Municipalidades y el papel de las comunidades en la construcción de su destino.

Commentarios

commentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMO MINUTO

El Periódicocr.com