Costa Rica fue el primer país en Latinoamérica que incorporó el viento a su matriz, en 1996. En la última década, aumentó la capacidad instalada de esta fuente en 545%, al pasar de 70 a 382 megavatios, según datos del Centro Nacional de Control de Energía (CENCE).
TU TIENDA WEBSu tienda en linea desde hoy
PATROCINADO

Elvis Martínez | EP. Costa Rica continúa posicionándose como uno de los países de la región con mayor producción de energía eléctrica de fuentes renovables. Al tres de octubre de  2018 la electricidad proveniente del agua, el viento, la geotermia, la biomasa y el sol alcanza el 98.15% del total producido en el país, informó el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

La generación renovable en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) proviene principalmente de fuentes como el agua y del viento (eólica). En el 2018, agosto fue el mes con mayor generación eléctrica, unos 971.58 gigavatios hora, toda renovable.

Desde mayo anterior la producción nacional ha sido 100% renovable y el ICE proyecta que, para el resto del año, el respaldo térmico será usado de forma mínima o que incluso no será necesario. Lo cual indica que el porcentaje acumulado de generación renovable se mantenga sobre el 98% o aumente levemente.

“El sistema nacional es lo suficientemente robusto para adaptarse a la variabilidad climática o las eventualidades sin perder su perfil renovable. La generación limpia de electricidad brinda un empuje significativo a las metas nacionales de descarbonización y colabora a un ambiente sano para todos los costarricenses”, explicó Luis Pacheco, director corporativo de Electricidad del ICE.

El ICE indicó que los embalses de regulación  del país como lo son el Arenal, Cachí, Reventazón, Pirrís y Angostura, han sido vitales para alcanzar cuatro años consecutivos con una producción limpia tan elevada. Los embalses han guardado el agua de períodos intensos de lluvia para generar electricidad cuando han mermado las precipitaciones.

“Además, los embalses han permitido que las fuentes variables –como el viento– puedan integrarse de manera más amplia en la matriz nacional. 2018 será el segundo año en la historia del país en que el viento ocupe la posición número dos en aporte, después del agua”, informó el ICE.

El último día registrado en el que el ICE debió recurrir al respaldo térmico con la planta Garabito por demanda eléctrica fue el 17 de mayo pasado. Desde entonces, han pasado 140 días consecutivos de generación 100% renovable en el SEN.

Fuente: Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).
COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here