PATROCINADO

George Rodríguez EP. El gobierno de Costa Rica mantiene la solidaridad y el acompañamiento a la periodista nicaragüense-costarricense Lucía Pineda, detenida, hace más de un mes, en Nicaragua, informó, este lunes, la cancillería costarricense.

La administración del presidente costarricense, Carlos Alvarado, seguirá tratando de proteger la integridad de Pineda, agregó el ministerio, en un comunicado en el que citó al canciller costarricense, Manuel Ventura.

El ministro se reunió, en la Casa Amarilla, la sede de la cancillería, en el centro de San José, la capital de Costa Rica, con Lucía y Alejandro Ubau, respectivamente, madre y tío de la periodista.

Durante el encuentro, Ventura “reiteró la solidaridad con la comunicadora y el acompañamiento en el proceso que enfrenta la periodista”, y reafirmó que “Costa Rica persistirá en sus gestiones ante las autoridades nicaragüenses, a fin de resguardar la integridad física y el debido proceso de la comunicadora, que desde diciembre permanece en prisión”, señaló la cancillería.

Ventura, así como el Cónsul General de Costa Rica en Nicaragua, Oscar Camacho, han informado, a los familiares de Pineda, sobre las gestiones llevadas a cabo en ese sentido, informó, además, el ministerio, en el comunicado de ocho párrafos.

“En comunicación con el señor Ministro y con el Cónsul General de Costa Rica en Managua, Oscar Camacho, los familiares fueron informados sobre las distintas gestiones, entre ellas, más de 10 recurrentes solicitudes de visita  consular a Lucía Pineda, ante las cuales ha prevalecido el silencio por parte de las autoridades nicaragüenses”, agregó.

Por su parte, ambos familiares de la profesional manifestaron preocupación por el estado de Pineda, encarcelada en condiciones violatorias de los derechos humanos, indicó, asimismo.

“La madre y el tío de Lucía Pineda expresaron su preocupación por el estado de la periodista en la cárcel, por su salud y las condiciones deplorables de la privación de libertad”, precisó.

Si bien el régimen de reclusión al que están sometidos actualmente es violatorio de los derechos humanos, Pineda y Mora están en condiciones algo mejores que las padecidas por ambos en la Dirección de Asistencia Judicial (DAJ), la cárcel más conocida como “El Chipote”, indicaron los familiares, citados por medios de comunicación nicaragüenses.

Desde su detención, Pineda estuvo recluida en la Dirección de Asistencia Judicial (DAJ), la cárcel más conocida como “El Chipote”, centro de detención que se caracteriza por las condiciones infrahumanas en las cuales se mantiene a los detenidos, lo que, además de instalaciones insalubres, implica la aplicación de tortura, lo mismo física que psicológica –incluida violación, tanto de mujeres como de hombres-, de acuerdo con denuncias de víctimas, familiares, y organizaciones de derechos humanos.

La periodista fue trasladada, el 30 de enero, al Sistema Penitenciario Nacional de Mujeres “La Esperanza”, donde las condiciones son considerablemente deplorables, según las mismas fuentes.

Los familiares de Pineda expresaron agradecimiento a Alvarado, Ventura y el personal diplomático costarricense en Nicaragua “por las acciones realizadas en favor de la comunicadora Pineda”, informó la cancillería.

Pineda y otros cuatro integrantes del personal periodístico y administrativo del canal noticioso independiente 100% Noticias, fueron detenidos la noche del 21 de diciembre, durante el allanamiento, llevado a cabo por agentes policiales y parapoliciales, en las instalaciones centrales del medio, en Managua, la capital nicaragüense.

Delos cinco detenidos, solamente Pineda y Miguel Mora, respectivamente, jefa de Prensa y director del canal, permanecen recluidos y a la espera de juicio, acusados de cargos tales como terrorismo e incitación al odio, procesos que han registrado dos postergaciones.

Los respectivos juicios, que estaban programados para comenzar el 25 de enero, fueron recalendarizados para seis días después, y, luego, para una fecha por definirse.

Junto con los dos periodistas, fueron arrestados entonces otros tres integrantes del personal de 100% Noticias –Verónica Chávez, esposa de Mora y directora ejecutiva de la emisora, el chofer Joseph Hernández, y el controlista de sonido Gustavo Cerna-.

Chávez fue liberada horas después, mientras que Hernández y Cerna fueron excarcelados el 5 de enero.

De acuerdo con lo denunciado por Chávez, en conferencia de prensa inmediatamente después de su liberación, los ejecutores del allanamiento actuaron sin orden judicial, y se comportaron violentamente, causando daño severo en el interior de las instalaciones, además de que sustrajeron equipo electrónico.

Además, el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), suspendió la señal de la estación de televisión.

El encarcelamiento de Pineda y Mora se enmarca en la violenta crisis sociopolítica nicaragüense que, estallada el 18 de abril, ha cobrado centenares de vidas, generado miles de heridos, detenidos, y desaparecidos, dañado en gran escala a la economía nacional, y determinado que miles de nicaragüenses emigren, principalmente hacia Costa Rica -donde más de veinte mil personas han solicitado refugio-.

La represión policial y parapolicial antiopositora ha pasado de ser masiva -contra actividades opositoras públicas-, a constituirse en principalmente selectiva -mediante la captura y la desaparición de opositores quienes son blanco de búsqueda individual-, la que está actualmente centrándose en periodistas y medios de comunicación independientes lo mismo que en organizaciones no gubernamentales defensoras de los derechos humanos.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here