TU TIENDA WEBSu tienda en linea desde hoy
PATROCINADO

Por Marlon Segura*

Como cada año, es una tradición hacer un repaso sobre diferentes figuras del acontecer nacional. Los candidatos para comentar son muchos. Este artículo se referirá principalmente a políticos, funcionarios públicos, y algunas caras del fútbol costarricense que con sus acciones han dado de qué hablar este 2018.

Marisela y el sombrero azul

Marisela Rojas

Fungió como asesora del excandidato Fabricio Alvarado en el área de Educación. Marisela Rojas fue noticia por hacerse pasar como madre de familia, supuestamente como una persona con discapacidad visual, en un encuentro sobre los programas de educación sexual en una escuela de San Carlos (La Nación, 12 de febrero de 2018). La ‘falsa ciega’ se presentó con un inusual sombrero de color azul que le cubría gran parte del rostro, y para guiarse fue auxiliada por un lazarillo. Su intento de colarse en el evento no le duró mucho, pues alguien, como se dice popularmente ‘le puso el ojo’ y fue descubierta. Días después ya no se desempeñaría en Restauración Nacional como consejera del sector educativo (elmundo.cr, 21 de febrero de 2018); a Rojas su disfraz no la ocultó, sino que más bien la reveló. Su experiencia evidenció que un disfraz muchas veces reluce lo que somos por dentro… Aquella frase de Honoré de Balzac, “El bruto se cubre, el rico se adorna, y el ridículo se disfraza”, puede que en este caso no sea del todo desacertada.

Pilar Cisneros: un espíritu inquebrantable

Su nombre se ha convertido en una institución en el medio periodístico costarricense. Cuando se refiere a los verdaderos amigos, dentro de la profesión, no pasa de utilizar una sola mano, con lo cual da entender que son contados. Mujer disciplinada, directa para hablar e indispuesta a que sus entrevistados le impongan sus agendas. En el debate organizado por el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos le manifestó al candidato Fabricio Alvarado: “Ya estamos cansados de que en casi todas sus respuestas usted diga que hay que hablar, que hay que negociar. El Ejecutivo es para ejecutar, dígame, ¿qué va a hacer y cómo?” (www.youtube.com y www.lateja.cr, 7 de marzo de 2018). Acompañó sus palabras con un movimiento repetitivo de la mano derecha y lo extendía de la altura de su hombro hasta casi topar con la mesa. El gesto expresó por un lado determinación, y por otro, externó un nivel de hartazgo con un candidato que parecía querer bailársela. Seguidamente, el público le aplaudió. Luego Alvarado irónicamente le respondió: “¡Cómo la extrañábamos, doña Pilar! ¡Cómo la extrañábamos!” (NCR noticias 5 de marzo de 2108). Ella lo miró brevemente, y sin perder tiempo continuó dirigiendo el debate.

Rodolfo Hernández: política positiva

Si tuviera que nominar una persona a los premios de actuación en la política costarricense posiblemente sería el republicano Rodolfo Hernández, pero en el rol del ‘mejor villano’. En la campaña que arrancó en el 2013, a Hernández se le vendió como el doctor bueno vestido de blanco, el político no tradicional que ganaría la elección 2014. Él era el hombre que velaría por los niños y los valores familiares. Él era la figura ‘novedosa’ con quien Calderón Fournier intentaba refrescar el referente histórico del PUSC: Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia, 1940-1944. Finalmente, en una supuesta telenovela de intrigas, puñales y traiciones, el doctor no figuraría en la fórmula presidencial, quien resultó ser el ‘político no tradicional’ que Calderón Fournier y otros venían buscando resultó ser ni más ni menos que Luis Guillermo Solís, a quien desde el PAC vendieron como ‘el cholo tico’, ‘el presi’, el que ‘con Costa Rica no se juega’.

Saltamos en el tiempo y estamos ahora en la elección 2018. El doctor de la política positiva, el doctor Hernández está presente en el “Debate Final”, televisado por Repretel. Específicamente estamos en el caso de ‘El Cementazo’. Rodolfo Piza, de la Unidad Social Cristiana, recibe un efusivo aplauso, luego de que apelara al uso del derecho y de la legalidad para, posteriormente, tomar las acciones que correspondiesen en ese tema. El doctor intenta esperar a que los aplausos se disipen, pero, en su rostro, le delatan las ganas de tomar la palabra cuanto antes. En su boca parece saborear un confite. Casi sin esperar del todo el fin de los aplausos, le contesta a Piza:

Rodolfo Hernández: Por alguna razón, no creooo… porque usted tuvo relación con Juan Carlos… (omite decir el apellido de Juan Carlos) hasta en uno de los topes, el caballo que lo botó era de Juan Carlos… (Abre los dos brazos en una evidente postura de embestida. Piza es un hombre sumamente alto y Hernández, quien tenía que compensar su complejo de tamaño, encontró una salida usando un instinto de sobrevivencia: engrandecerse físicamente).

Rodolfo Piza: No mienta (lo dice en un tono fuerte, no sin antes mover su cabeza hacia un lado, como si esquivase un dardo. Luego, lo mira de frente y lo señala apuntándole con el dedo índice).

Rodolfo Hernández: Síí (Mira hacia abajo, segundos después gira su cuerpo hacia el lado opuesto de Piza sin ocultar una muy leve sonrisa. En él todo es alegría. El trabajo estaba hecho).

La conductora: Eh…disculpe (se cruzan las voces de los candidatos con las voces de los conductores)…eh….les pedimos… por favor… ¡¡POR FAVOR…!!

El doctor Hernández fue mal asesorado, pues su única estrategia fue destruir, dañar, y con la supuesta destrucción de su contrincante, políticamente cometió un suicidio. En algún momento se calcularon entre siete y ocho curules para su partido. Terminó con dos diputados (La Nación, 16 de enero de 2018).

Emilia Navas: altas expectativas

FOTO: Videocaptura programa “Diálogos” de La Nación.

La fiscal general Emilia Navas asumió funciones el 12 de marzo del 2018, en un momento en el que el Ministerio Público se encontraba desacreditado por escándalos de corrupción vinculados con el recordado ‘cementazo’. Entre algunos casos mediáticos y que ante la opinión pública fueron vistos como muestras de acción, estuvo el allanamiento a las viviendas y oficinas de los diputados Otto Guevara del ML y Víctor Morales Zapata del PAC. De su radar no han escapado figuras como el expresidente liberacionista Oscar Arias por el caso Crucitas.

En una extendida entrevista ofrecida a Diálogos de La Nación, a la fiscal se le preguntó lo que el costarricense de a pie quería saber, como lo siguiente: ¿…Por qué hasta ahora que vemos a esta señora llegar se toman acciones y no antes….no se podían hacer…no se querían hacer…? Navas austeramente replicó: “…Puedo responder por lo que estoy haciendo desde el momento que asumí la fiscalía general” (Diálogos, La Nación, 2 de mayo de 2018) A sus palabras le acompañó un rostro ligeramente sonriente y una voz pausada. Sin embargo, cuando la observamos en tomas abiertas, sus manos las sostiene de una manera poco natural, llevándoselas al lado derecho de la silla y manteniéndolas juntas. Sus pies están en un ligero movimiento que sugiere inquietud. A través de la entrevista estos comportamientos fueron la norma. El lenguaje no verbal de la fiscal pareciera revelar un esfuerzo por mantenerse tranquila, especialmente en sus expresiones faciales, pero otras partes del cuerpo que también comunican enormemente, como los pies, ofrecen otros mensajes como lo serían: estrés subyacente, tensión almacenada y una forma inconsciente de generarse alivio.

Navas tiene por delante grandes retos como demostrar una política de persecución penal clara y específica en temas como: tráfico de drogas, evasión fiscal, limpieza de funcionarios inservibles, entre otros. Después de la salida del exfiscal Jorge Chavarría, le corresponde al Ministerio Público limpiar su nombre, principalmente con la partida de fiscales que no han demostrado compromiso con una institución en donde la probidad es un estandarte. Cuando uno habla con la gente claro está que los costarricenses esperan decisiones radicales. La percepción general es que empezó con ganas de trabajar, pero solo el tiempo y los hechos dirán si realmente fue lejos. ¡Esperamos que así sea!

Fabricio Alvarado: tras la banda presidencial

Su llegada a la Asamblea Legislativa en el 2014 se debió principalmente al ahora tres veces diputado Carlos Avendaño, quien hábilmente vio en él un instrumento para conquistar adeptos y “refrescar” la imagen de lo que en su momento era un partido de representación minúscula. El impresionante ascenso en la pasada campaña puede que se lo deba al PAC, específicamente al anunciado fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (elmundo.cr, 9 de enero de 2018). Sin ese fallo, difícilmente hubiese saltado de la sexta casilla donde estaba estancado. En esencia, Fabricio fue una creación de su rival, aunque talvez públicamente nunca se reconozca.

La expresión que utilizó, ‘con las manos limpias’, se convirtió en el eslogan de su campaña. Prácticamente era muletilla, como lo fue en los debates organizados por Extra TV 42, Canal 7 y Repretel. En su página de Facebook mostró una fotografía de una persona con las palmas abiertas en un gesto que sugería ‘recibir la gracia’, vinculó así un eslogan con fines políticos con una imagen de alusión religiosa. La metáfora se podía asociar a estar limpio de pecado, límpido de corrupción o con pureza de corazón. El doctor Hernández, del Partido Republicano, sacando pecho, le reclamaba que el de las manos limpias era él (debate ExtraTV 42, 2018), pero la frase tampoco le pertenecía al doctor. Quien ha sido históricamente reconocido por esta expresión fue el expresidente José Joaquín Trejos Fernández, 1966-1970 (La Nación, viernes 12 de febrero de 2010). Alvarado, en un gesto atrevido, se valió de lo que no le pertenecía: una frase que no representaba su realidad y su estatus, pues Trejos Fernández fue presidente de la República, una figura reconocida nacionalmente, alguien sumamente respetado en los círculos académicos y luego en la arena política, mientras que Alvarado era un candidato más entre los trece que aspiraban a la presidencia.

Carlos Alvarado: un olfato impresionante

Presidente Carlos Alvarado y la Primera Dama Claudia Dobles durante el traspaso de poder. FOTO: Archivo El Periodicocr

La personalidad del año puede que para algunos medios recaiga en la figura del presidente. Candidato desconocido para muchos y por un largo período estancado en el quinto lugar de la intención de voto, Carlos Alvarado da un salto espectacular del quinto lugar para infiltrarse, por la mínima, en segunda ronda. Su mejor sueño y pesadilla convivieron juntos. Por un lado, logra desplazar a Liberación Nacional del juego, y por otro lado su creación, Fabricio Alvarado, queda en el primer lugar con el  24.91 % de los votos válidos emitidos (www.tse.go.cr).

Alvarado es un animal político de gran olfato. Desde la precampaña ensayó escenarios que le dieron réditos, como lo fue el utilizar el tema del matrimonio igualitario ante un candidato conservador en la materia, Welmer Ramos (laprensalibre.com, 10 de julio de 2017).   En ese fogueo Carlos supo que para alterar las aguas de la campaña que se avecinaba, no le bastaría mostrarse como un portavoz más del gobierno de Luis Guillermo. “El cambio hay que protegerlo y defenderlo” nos decía en una etapa temprana de la campaña (Ameliarueda.com, 7 de julio de 2017). Su as bajo la manga fue el fallo de la Corte Internacional de Derechos Humanos, la cual había sido con mucha anticipación consultada en materia del matrimonio igualitario. Para su contrincante, Fabricio Alvarado, existía lo que él llamaba ‘compadre hablado’ (www.elmundo.cr, 9 de enero de 2018). Es decir, todo estaba calculado y Carlos utilizaba supuestamente el fallo para agitar la campaña. No obstante, Fabricio tampoco perdió la oportunidad. Fue en ese contexto, a solo cuatro semanas de la votación, que los Alvarado polarizan la intención de voto y logran que otras posturas de centro, como la de Rodolfo Piza, ya no fueran tan atractivas. Entre tanta bulla hubo votantes que se fijaron en dos candidatos.  Los dos Alvarado entraron a segunda ronda (La Nación, 5 de febrero de 2018).

Una vez pasado ese filtro, Carlos Alvarado olfateó que para ganar, parte del juego debía elevarlo donde estaba su contrincante: en la arena religiosa. Qué mejor estrategia que defender a la Negrita de Los Ángeles de una amenaza. El tema religioso no definiría la campaña, pero si jugaría un papel significativo. Para ese entonces un periódico reconocido le echó una mano despotricando al supuesto padre espiritual de su contrincante: el pastor Rony Chávez (La Nación, 18 de marzo de 2018).  Uno de los temas urgentes de la campaña era el tema fiscal, pero Carlos tuvo un juego particular. Por un lado se mostró interesado en resolver ese tema, se desenvolvía en los debates como una persona serena y elocuente, por otro lado, las redes subterráneas encendían prejuicios, fervor patrio, y alentaban al voto. Después de todo los candidatos tenían claro que el voto es más un acto emocional que racional.

Como buen estratega que es, Carlos ha extendido y pulido sus habilidades desde la campaña hasta el ejercicio de la presidencia. Él tiene claro que el gallo come y le gusta el maíz, por lo tanto hay que alimentarlo. Su contrincante en la votación interna fue puesto en el primer lugar como diputado de Heredia (elflorense.com, 25 de septiembre de 2017), el líder del partido fue conquistado como garante ético (www.crhory, 11 de enero de 2018) y luego obtuvo un puesto relevante fuera del país, una de las figuras más críticas del PAC fue invitada a trabajar en el INAMU, a otros se les sedujo y premió ofreciéndoles puestos en el exterior. Epsy Campbell no se resistiría a la Cancillería, donde ya no estaría cerca de Casa Presidencial y de quien lidera el equipo económico, Edna Camacho. En fin, Carlos Alvarado, con gran habilidad ha sabido asignar roles a actores políticos, quienes de estar ‘fuera del juego’ podrían hacer más complicada su labor. Estamos ante un presidente que se las arregla para torcer voluntades, tomar decisiones, y también salirse con las suyas como lo fue con la aprobación del paquete fiscal. Para muchos todo esto no importa siempre y cuando se logren sus promesas. Para otros el rumbo se perdió desde hace mucho tiempo. Algo sí parece ser cierto: por alguna razón misteriosa, el gobierno, así como el séquito de Fabricio Alvarado, dan la impresión de no haber salido de la campaña.

Álvaro Saborío: un hombre gol

Alvaro Saborío. FOTO: El Guardian.cr

‘Sabo’, como también es conocido el delantero Álvaro Saborío, ha enviado un potente mensaje a los seguidores del fútbol este 2018: no se juega necesariamente con la edad, se juega con las condiciones y mientras las tenga habrá más Saborío. Reservado de personalidad pero peligroso en la cancha, pues su olfato es de gol, Saborío se niega a ponerle fecha de expiración a su carrera. Cuando otros creen que se encuentra en el ‘ocaso’ de su vida útil en la cancha, los resultados obtenidos en la Asociación Deportiva San Carlos lo han colocado como el campeón goleador del Torneo de Apertura 2018, con 16 tantos (www.goal.com/ 13 de diciembre de 2018). Estamos aún ante un delantero que puede ser letal para el rival. Luego de un efímero paso por el Saprissa en el 2017, donde no se le dio el lugar que él sentía que merecía, optó por jugar en su natal San Carlos con “Los Toros del Norte”, donde prácticamente ha tenido un equipo que juega para él. Por absurdo que parezca, se podría decir que gracias a los malos tratos de algunos aficionados, Saborío tomó la decisión de cambiar de club, y hoy por hoy, después de Rolando Fonseca y de Paulo Wanchope, tiene el mejor promedio de gol, al convertirse en el goleador innato de los últimos diez años. Estamos ante un resurgido, un Ave Fénix que sabe que el camino a la victoria inicia con ponerse firmemente en pie y negarse a fracasar.

Jafet Soto: ¿el mesías del Herediano?

FUENTE: https://www.facebook.com/1648055705440315/posts/2241849486060931/

Polémico con la prensa, irreverente ante la afición contraria y de ideología ganadora, así ha demostrado ser Jafet Soto. Su paso por el fútbol mexicano pareciera haber dejado en él la sed de ir tras un picante llamado ‘controversia’. En la final contra el Deportivo Saprissa disputada en la Cueva del Monstruo el 23 de diciembre, vimos a un Jafet que no solo destacó por el espíritu de triunfo que sembró en los jugadores, sino que también ofreció una dosis generosa de ataque y de orgullo. En el momento de ser expulsado se fue corriendo hacia el árbitro, luego frente a él saltó de izquierda a derecha en un movimiento que se asemeja al fuego cuando se propaga, con su dedo índice lo señalaba incisivamente mientras parecía reclamarle. El señalar con el dedo índice normalmente se asocia con una actitud acusadora y podría considerarse un acto incómodo, pues la mano se asemeja a una pistola. En el momento de su retirada lo inicia caminando hacia atrás al tiempo que continuaba encarando al árbitro. Luego lo vimos alzar los brazos, engrandeciendo su cuerpo ante un estadio lleno (Vídeo de TD 23 de diciembre de 2018). Si bien es cierto este tipo de comportamientos gustan a unos y disgustan a otros, quedo con la impresión de que Soto se comportó de esta manera no solo porque es parte de su personalidad, sino que lo pudo haber hecho como una forma estratégica de quitarles presión a los jugadores, así como desviar la atención. Una cosa es definitiva, al final el campeón fue el Herediano y su afición. Y pueda que mientras Soto los haga felices evitándoles largas sequías de triunfos, la afición herediana pareciera estar dispuesta a perdonarle cualquier malacrianza con tal de que el Team esté en finales, o mejor aún, levanten el trofeo para la gloria de los rojiamarillos.

Oscar ‘El Macho’ Ramírez: de la ilusión a lo ridículo

Oscar “El macho” Ramírez dirigió a la Selección costarricense durante el Mundial Rusia 2018. FOTO: FIFA

Reconocido jugador 10 en los años 80 y parte de los años 90. El Macho Ramírez es esencialmente recordado por haber sido parte de la selección mundialista costarricense en Italia 90 y como técnico de la Liga Deportiva Alajuelense, equipo con el que acumuló seis títulos. Después de haber sido asistente técnico, asume la dirección de la Selección Nacional en 2015. Luego del excelente desempeño de la tricolor en el mundial de Brasil 2014, Ramírez tenía sobre sus espaldas el reto de acercarse, y por qué no, de superar la riqueza táctica que trazó Jorge Luis Pinto. Una vez que Costa Rica clasificó al Mundial de Rusia 2018, la ilusión se reavivó y entre muchos las expectativas crecieron, pero había un problema. Ramírez carecía de roce internacional, su esquema de juego era muy rígido, se caracterizaba por un juego defensivo, y la norma era ver qué proponía el equipo contrario. El tico, que de hecho se identifica poco con un fútbol defensivo, empezó a darse cuenta de que el Machillo no podía llegar lejos. A esto había que sumarle su carencia de liderazgo, favoritismo a la hora de escoger (mal del fútbol nacional) y el hecho de que convivía con una federación que no aportó los insumos suficientes. La mayoría de los jugadores habían también tocado techo. Su estilo de juego fue un claro reflejo de su personalidad: conservador y tímido.

Sobre los resultados en Rusia no hay mucho que decir, Costa Rica evidenció que su fútbol sigue siendo artesanal. Tristemente Ramírez se convirtió casi en un enemigo público, pues inclusive recibió amenazas de muerte. Llegó al país para literalmente refugiarse en su casa, donde hasta el día de hoy son pocas las apariciones conocidas. El Macho Ramírez parece convivir en una sociedad que no perdona errores, donde se es patriota para el fútbol pero para lo demás no. Dejó de ser una persona libre, perdió su paz, su tranquilidad, y todo por una bola. También conocido por sus humildes destrezas ante la prensa, en su última aparición ante los medios solo le faltó decir: “¡En el siguiente mundial lo daremos todo!”.

 

Sobre el autor del artículo:

*Es egresado en Teatro y Cine, con énfasis en Ciencias Políticas por la Universidad de Costa Rica – Universidad de Kansas. Master en Educación Internacional, Universidad de Massachusetts. Estudios de Análisis de Movimiento, Ecole Internationale de Theatre Jacques Lecoq, París.


La opinión expresada en este espacio es responsabilidad de su autor y no necesariamente representa la línea editorial de El Periodicocr.com. Envíe sus artículos de opinión o derecho de respuesta a redaccion@elperiodicocr.com con la etiqueta #OPINION

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here