Ottón Solís Fallas, diputado del PAC.

Rogelio Arce Barrantes.

La política, como arte de ver soluciones y alternativas, es subyugante; como modus vivendi es odiosa. A mí me gusta la política de ver, opinar, dialogar etc, porque está dentro de las alternativas de la vida misma. Estamos viendo un verdadero maremagno en la función del Estado, donde se ha tratado durante este gobierno de enderezar entuertos y rectificar muchas cosas que debieron haber sido hechas hace mucho más de tres décadas, todo esto se lo debemos al Gobierno actual, negar los empujes en materia de honestidad del gobierno de Luis Guillermo, es un negar la realidad.

Sin duda Luis Guillermo llegó al poder gracias a Ottón Solís que le dio la plataforma para la Presidencia, si Johnny no hubiera cometido el desaguisado de renunciar a la candidatura para la segunda ronda, sin duda otra sería la historia y estaríamos viendo las grandes posibilidades de que Ottón fuese el candidato hacia el 2018.

Hace dos años no estaría escribiendo esto, y es que las posibilidades del PAC no eran tan grandes como lo son hoy día. La plataforma política del PAC sigue intacta ahora que falta un año para las elecciones presidenciales, y sigue intacta porque muchas acciones del gobierno y de los diputados del partido han mostrado una tendencia a la honestidad y lo más importante, se ha retomado la conciencia de bien social que había sufrido un descalabro muy grande en los últimos gobiernos.

La economía ha logrado mantenerse a flote, parte por las medidas del gobierno, parte porque Costa Rica tiene mucho capital humano y porque los empresarios no sienten miedo de invertir. Hoy, cuando vemos enormes grietas en todos los partidos políticos, un deseo de un mesías y la falta de coherencia entre los precandidatos presidenciales yo hago una pregunta: ¿Si Ottón Solis decidiera lanzar su nombre para luchar por la candidatura del PAC, estará ante el cumplimiento de su destino? ¿O estará equivocado y mejor se queda sentado?.

Yo no soy partidario de don Ottón, pero siempre ha despertado en mí la simpatía porque es un hombre pensante, preparado intelectual y técnicamente y porque mantiene la posición férrea frente a la corrupción. Estas credenciales suyas me han cautivado siempre, su conocimiento de lo qué hay que hacer y aún más importante: el conoce con quienes debería gobernar, lo que es imprescindible en un presidente y que en muchos aspectos atrasó el repunte de la figura de Luis Guillermo, que por mantener contra viento y marea a algunos elementos amigos, se granjeó la animadversión de la opinión pública. No obstante, al fin logró entender que la prensa tiene su función, cambió algunas fichas y logró enderezar la barca.

Ottón Solís tiene ante sí un reto enorme, o se queda quieto y desaparece del escenario político o aprovecha este momento histórico de vacío intelectual y lanza sus campanas al viento, para encaminarse a la Presidencia de la República. Para el gobiernos actual sería un golpe de gracia la posibilidad de cuatro años más del PAC y su respaldo a la candidatura de Solís Fallas sería una movida simbiótica. Es difícil esta hora para don Ottón, pero no creo que la deje pasar de lejos, es que en este momento a él le ha llegado la hora: Ottón, it’s now or never!


 

La opinión expresada en este espacio no necesariamente representa la línea editorial de El Periodicocr.com, es responsabilidad de su autor. Envíe sus artículos de opinión o derecho de respuesta a redaccion@elperiodicocr.com con la etiqueta OPINION.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Compartir
Periodista y productor audiovisual. Ha trabajado por más de 17 años en varios medios de comunicación de Costa Rica tanto en radio como en prensa escrita y digital, asignado en coberturas de temas políticos, sociales, económicos y tecnológicos. En la actualidad, dirige El Periodicocr.com y es periodista fundador de la Agencia de Prensa Costarricense (APC).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here