Esta vacuna resulta una esperanza para tratar varios tipos de cáncer.
TU TIENDA CON AMAZONSu tienda en linea desde hoy

PATROCINADO

Daniel Rojas | EP. Una vacuna terapéutica contra el cáncer de pulmón, conocida como CIMAvax, desarrollada por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de La Habana, Cuba; tiene entusiasmados a especialistas del Instituto de Investigaciones Roswell Park, en Nueva York, para tratar diferentes tipos de cáncer.

Kelvin Lee, Director del departamento de Inmunología de Roswell Park, explicó que al igual que el cáncer de pulmón, otros tipos de cáncer como el de páncreas, mama y colon, entre otros; dependen de la proteína natural Nepidermina (EGF por sus siglas en inglés) para sobrevivir.

La vacuna ayuda a crear anticuerpos dirigidos al EGF, en lugar de atacar las células cancerosas, tal y como lo hace actualmente la quimioterapia tradicional.

Los buenos resultados obtenidos en las pruebas realizadas por el CIGB ayudaron a que se aprobara el  año pasado iniciar el proceso para las pruebas clínicas en los Estados Unidos.

Las más de 5 mil pruebas de CimaVax realizadas por el equipo cubano demostraron que las personas con este tratamiento, viven más tiempo que aquellas bajo el tratamiento estándar, con toxicidad mínima.

Dr. Kelvin Lee y Dra. Grace Dy discuten su trabajo en Roswell Park Cancer Institute. Foto: Roswell Park Cancer Institute

TAMBIÉN: Estados Unidos aprueba realizar estudios de vacuna cubana contra el cáncer

La doctora Grace Dy, investigadora principal de las pruebas clínicas de la vacuna de Roswell Park, informó que las pruebas consisten en dos fases.

En la primera, se buscará identificar la dosis e intervalo óptimo para administrar la vacuna, así como analizar si este se puede usar junto con otros agentes de inmunoterapia ya conocidos como la Nivolumab. Esto para tratar de aumentar la respuesta de la vacuna, y usarla menos con el paso del tiempo.

Vacuna cubana Civamax.

Esta fase se encuentra aún en proceso y los directores de Roswell Park estiman que solo en ella se puede tardar entre uno a dos años. Actualmente, los sujetos de estudio son aquellas personas con  cáncer pulmonar de células no pequeñas, que ya han sido tratados con quimioterapia de primera linea previamente.

Para la segunda fase, los pacientes seleccionados serán sometidos a pruebas con esta combinación de medicamentos y averiguar si hay una tasa de supervivencia más alta comparado con resultados ya obtenidos usando solo la Nivolumab. En esta fase también se puede tardar entre uno a dos años.

Adicionalmente, los investigadores planean usar la vacuna para tratar a pacientes que han vencido el cáncer de pulmón, pero tienen un alto grado de riesgo de sufrir nuevamente de este mal.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here