TU TIENDA WEBSu tienda en linea desde hoy
PATROCINADO

Una comisión legislativa de Uruguay aprobó este miércoles, de manera general, un proyecto de ley sobre el “matrimonio igualitario” que, a fin de reducir la discriminación, habilitaría a las personas del mismo sexo a casarse legalmente dentro del país.

La comisión parlamentaria informó este miércoles que el proyecto será votado el 11 de diciembre en la Cámara de Diputados y que fue aprobado en la Comisión de Constitución y Códigos de la Cámara Baja por los legisladores oficialistas y dos de la oposición.

El diputado del Frente Amplio, Julio Bango -uno de los redactores y defensores del texto- expresó a varios medios locales que el proyecto completaría su aprobación en el Senado en 2013, tras el receso parlamentario del verano boreal.

A su vez, declaró que aunque actualmente hay una discrepancia acerca del orden que tendrían los apellidos de los hijos de estos matrimonios, ésta sería resuelta en la próxima semana.

El texto debatido este miércoles por la comisión establece en su primer artículo que “el instituto del matrimonio implicará la unión de dos contrayentes, cualquiera sea la identidad de género u orientación sexual de éstos, en los mismos términos, con iguales efectos y formas de disolución que establece hasta el presente el Código Civil”.

El proyecto modificaría así la actual caracterización del matrimonio “como una unión monógama heterosexual”, para convertirse en una “unión monógama amplia que permita contraer nupcias a personas heterosexuales, homosexuales, lesbianas y trans”.

Para justificar el cambio, se explica en la exposición de motivos que Uruguay considera “insoslayable la transformación que la familia como institución” ha vivido en las últimas décadas.

En el año 2007, Uruguay se convirtió en el primer país de América Latina en legalizar la unión civil de parejas homosexuales, tras la promulgación, por parte del presidente Tabaré Vázquez, de una ley que consagró las uniones concubinarias de distinto o igual sexo.

Dos años después, la nación promulgó la Ley de Identidad de Género, Cambio de Nombre y Sexo Registral, que indica que “toda persona tiene derecho al libre desarrollo de su personalidad conforme a la propia identidad de género, con independencia de cuál sea su sexo biológico, genético, anatómico, morfológico, hormonal, de asignación u otro”.

Continuando con su movimiento vanguardista, el pasado junio la justicia uruguaya reconoció un matrimonio de dos personas del mismo sexo legitimado en otro país, el hecho fue calificado como “un cambio histórico” que influye no sólo en el tema de condiciones migratorias sino también en asuntos de discriminación y de diversidad sexual.

Fuente: Telesur, elperiodicocr

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here