Mehmet, uno de los socios de origen turco, revela que una sencilla fórmula que les ha dado resultado es “Estar siempre pendiente de la calidad de cada platillo, de cada bebida. Para que un pedido llegue a la mesa de nuestros clientes, tiene que pasar varias barreras de supervisión, somos muy cuidadosos en eso; aunque nuestros precios no son astronómicos, tampoco podemos caer en lo popular que reste calidad a nuestro servicio. Lo que pretendemos cada día es que clientes y amigos queden satisfechos, o nos hagan sugerencias para mejorar nuestra oferta cada día”, enfatiza Mehmet.

Aya Sofya renovado

El restaurante Aya Sofía abrio sus puertas al público en el año 2000, en el barrio La California,”para entonces teníamos un cocinero turco -recuerda Mehmet-, pero hace dos años reiniciamos el negocio acá, y ahora yo mismo, con la experiencia adquirida, soy el cocinero y supervisor, mientras mi otro socio se especializa en postres y pasteles”.

“En este lugar la preferencia por nuestro restaurante, que es una especie de taberna mediterránea, ha sido gratificante, pues procuramos servir de una manera personalizada, interactuando con nuestros clientes y amigos, compartiendo nuestra cultura gastronómica y aprendiendo de las otras cada día.” afirma Mehmet.

A los comensales les gusta, además de la variedad y calidad de platillos originarios de los pueblos mediterráneos, las Noches Mediterráneas, que se organizan una vez al mes, donde por medio de proyecciones de cine se hacen recorridos por diversos pueblos mediterráneos como Creta, Nápoles o Estambul. Aparte de la los platillos de los esos pueblos, se puede disfrutar de de la danza mediterránea, el flamenco español y el sensual baile del vientre.

„Por ejemplo, en septiembre haremos un recorrido cultural y gastronómico por Roma, y el dos de octubre le tocará el turno a la ciudad de Argel.

Académicos, ejecutivos, artistas y estudiantes universitarios, son parte de los clientes que recibe el famoso restaurante mediterráneo.

La cultura mediterránea data de 5 mil años, empezando por la cultura de Mesopotamia, de Egipto y de Grecia. Por eso es famosa la variedad de ricos platos provenientes del mediterráneo, entre ellos Turquía, Italia, España y tantos otros pueblos que circundan el Mar Mediterráneo.

-Volviendo al tema de los platos tradicionales, ¿De la comida mediterránea, qué menú ofrece Aya Sofía?

“En las cinco semanas del mes ofrecemos 25 platos fuertes diferentes, no se repiten. Por ejemplo, el día de hoy estamos ofreciendo el mussokkas, un platillo autóctono de Grecia. Cada día ofrecemos al menos una docena de aperitivos, fríos o calientes, además de pastas, frutas y vegetales frescos. No nos falta la carne de cordero , de pollo, pescado, todo aderezado con especias tradicionales y el infaltable y saludable aceite de oliva”, explica Mehmet, mientras una muchacha de bellas facciones mediterráneas nos obsequia un té amargo con sabor a hierbabuena y reminicencias de leyendas.

CULTURA MILENARIA

El arte culinario de los pueblos mediterráneos data de al menos 5 mil años atrás, en la época Antigua, sobretodo en Mesopotamia Y Egipto, teniendo importantes aportes a su variedad durante el Imperio Romano y la Edad Media, innovándose, enriqueciéndose y esparciéndose por todo el mundo en la era moderna.

Esta tradición alimenticia se sustenta en tres grandes pilares: el aceite de oliva, que fue mejorado por los griegos, y el pan de trigo y el vino, elaborados desde hace 5 mil años por los egipcios.

Recetas de cocina excelentes para la salud:

Por el uso del aceite de oliva en sou preparación, la comida mediterránea resulta excelente para evitar el colesterol, el pan de trigo proporciona carbohidratos, las legumbres, verduras y frutas frescas o desecas aportan mucha vitaminas y el vino con que se acompañan estos delicados manjares resulta un excelente tonoficante, el corazón, previniendo los riesgos cardíacos.

Dónde: 150 metros norte de Bagelmans, frente a Intensa. Barrio Escalante.

Teléfono: 2224-50-50

Correo: ayasofyacr@gmail.com

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta