Expertos aseguran que los incidentes trágicos a raíz de la interacción de los buceadores marinos con tiburones son poco comunes en el mundo.
PATROCINADO

Eliannys Padra | EP. La Universidad de Costa Rica (UCR) aseguró este sábado que la presencia de tiburones en la Isla del Coco es un indicativo de la “buena salud de los ecosistemas marinos y de su conservación”.

La institución emitió un comunicado de prensa luego de que esta semana una turista estadounidense de apellido Bhandari muriera tras ser atacada por un tiburón tigre mientras buceaba en las aguas de la Isla del Coco, declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

“Estos lugares remotos, prístinos, únicos, son como máquinas del tiempo que ofrecen la oportunidad de observar los océanos sin la mano del ser humano”, señala el texto elaborado por especialistas en biología marina.

Asimismo, destacan que el incidente ocurrido el 30 de noviembre pasado en la Isla del Coco, que cobró la vida de una turista estadounidense y heridas a su acompañante, es un caso aislado y el primero en la isla del que se tenga constancia.

El comunicado está firmado por los expertos Mario Espinoza Mendieta, del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología de la Universidad de Costa Rica (UCR); José Carlos Hernández, de la Universidad de La Laguna de España; Edgardo Ochoa, de Conservación Internacional de Estados Unidos y Christopher Lowe, de la Universidad del Estado de California, Estados Unidos.

Datos citados por los especialistas indican que los incidentes trágicos a raíz de la interacción de los buceadores marinos con tiburones son poco comunes en el mundo. Según la International Shark Attack, en el 2016 se registraron 150 incidentes a nivel global y solamente cuatro de ellos resultaron en la muerte de la persona atacada.

“Como seres humanos tenemos que tener muy presente que siempre va existir un riesgo asociado a nadar con tiburones, aunque las probabilidades de tener accidentes son muy bajas y no deberían generar miedo o impulsar acciones en contra de estos depredadores”, explicaron.

Los biólogos además añadieron que estos tiburones no se alimentan de carne humana, por lo que los incidentes con humanos que se han registrado hasta la fecha han ocurrido cerca de la superficie y se deben a la “incapacidad del tiburón para distinguir la silueta humana vista a contra luz, que suelen confundir con sus presas principales como focas, leones marinos y tortugas”.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here