El dispositivo LiDAR permitió descubrir las ruinas de un extenso y complejo asentamiento maya antes desconocido. Foto: Wild Blue Media/ National Geographic
PATROCINADO

Daniel Rojas | EP. Gracias al uso de un dispositivo que usa la tecnología láser, LiDAR (siglas en inglés de “Light Detection And Ranging”), un grupo de investigadores en Guatemala lograron obtener imágenes de ruinas mayas escondidas por siglos  bajo la selva. En ellas se pueden apreciar redes de “supercarreteras” que unen centros urbanos, así como complejos sistemas de irrigación y terrazas para la agricultura.

Thomas Garrison, uno de los arqueólogos en el  comité consultivo de LiDAR y especialista en el uso de tecnología digital para la investigación arqueológica, contó en una entrevista para National Geographic, que “la escala y densidad de población (de esta región al norte de Guatemala) habían sido subestimadas”.

Según Francisco Estrada-Belli, arqueólogo estadounidense, “muchos investigadores habían estimado una población de alrededor de 5 millones. Con esta información no es irracional pensar que había de 10 a 15 millones ahí”. Este es el mayor conjunto de datos obtenido con LiDAR para una investigación arqueológica, hasta la fecha. 

El dispositivo determina la distancia desde un emisor láser a un objeto o superficie, lo que permite remover la densa capa de flora en imágenes aéreas de las ciudades mayas. Dejando al descubierto más de 60,000 estructuras como casas, palacios y carreteras. Los investigadores escanearon más de 2.100 km² de la Reserva de la Biósfera Maya en Guatemala, en el departamento de Petén.

Esta nueva información sugiere que los mayas, aunque nunca usaron la rueda ni animales de carga, eran una civilización avanzada y compleja. Que además contaba con un nivel de asentamiento en Centroamérica que los investigadores anteriormente desconocían.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here