Luis Guillermo Solís asegura que Costa Rica seguirá apostando por los mecanismos de la ONU para tratar de “ponerle fin a ese teatro de guerra que ofende los mejores valores de la humanidad".

Eliannys Padra | EP. El presidente Luis Guillermo Solís rechazó una vez más las acciones violentas en Siria y señaló la situación que vive el país como una tragedia humanitaria escandalosa.

En un breve contacto con la prensa, el mandatario resaltó que su nación seguirá apostando por el multilateralismo para resolver este tipo de conflictos.

“Para el Gobierno de Costa Rica la situación en Siria resulta una tragedia humanitaria de proporciones escandalosas. La intervención de la que ha sido objeto ese país, de todas partes, y las acciones de violencia que han generado centenares de miles de muertos, constituye una ofensa contra la humanidad entera”, dijo el presidente.

En cuanto al ataque perpetrado el jueves por Estados Unidos contra el país árabe, Solís señaló de inadmisible el hechos de que se ponga en riesgo, de manera tan generalizada, a los civiles que son los que padecen más los flagelos de la guerra y la escasez.

Ante la situación de Siria, el jefe de Estado tico aseguró que su Gobierno seguirá apostando por los mecanismos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para tratar de “ponerle fin a ese teatro de guerra que ofende los mejores valores de la humanidad”.

Esfuerzos multilaterales

Sobre este mismo tema, el canciller Manuel González destacó que Costa Rica es un país pacífico y que tradicionalmente ha apoyado los esfuerzos multilaterales para solucionar conflictos.

“Definitivamente cualquier acto de uso de la fuerza para Costa Rica es un tema que no es familiar. Somos un país de paz, que aboga por el desarme. Entendemos las circunstancias difíciles en muchas partes del mundo, pero creemos en el multilateralismo”, aseveró.

Asimismo, González consideró que es necesario un reforzamiento del Consejo den Seguridad de la ONU, organismo al que señala como el más indicado para actuar en situaciones como las de Siria.


El pasado martes 4 de abril, en Siria se registró una ataque químico que dejó más de 80 muertos (30 de ellos infantes), más de 200 heridos, y acusaciones mutuas entre Gobierno y oposición sobre la autoría del bombardeo. Dos días después, Trump autorizó el lanzamiento de 59 misiles de crucero contra la base aérea de Shayrat, desde la que cree que se llevó a cabo el ataque químico.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here