Varios niños pudieron disfrutar de los cuentos del robot Nao, durante el Taller Infantil de TEC.

Varios niños pudieron disfrutar de los cuentos del robot Nao, durante el Taller Infantil de TEC.
Varios niños pudieron disfrutar de los cuentos del robot Nao, durante el Taller Infantil de TEC.

William Aguilar | EP. Los recientes avances en la robótica hacen pensar en una serie de ventajas y ayudas que estos “hombres” mecánicos pueden brindar a la humanidad, colaborando en la industria, las tareas domésticas y ¿por qué no? en la educación de los niños.

Con una premisa como esta es que un grupo de estudiantes del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC) se dio a la tarea de poner a su robot Nao a narrar distintos cuentos a un grupo de niños en el Taller Infantil de esa universidad.

El propósito de la robótica educativa no es necesariamente enseñar a los estudiantes a convertirse en expertos en robótica, sino más bien, favorecer el desarrollo de competencias que son esenciales para el éxito en el siglo XXI, como: la autonomía, la iniciativa, la responsabilidad, la creatividad, el trabajo en equipo, la autoestima y el interés por la investigación” comentó Dennis Arias, director del Laboratorio Sistemas de Manufactura (SIMTEC).

Los estudiantes que participaron en el proyecto fueron: Fabián Hidalgo Bogantes, Karla León Agüero, Sofía Delgado Navarro, Emilyn Cordero López y Rafael Herrera Carpio.

Con base en esta perspectiva la Escuela de Ingeniería en Producción Industrial busca mediante la extensión hacia la comunidad, generar actividades que fomenten ese espíritu y a la vez sembrar la pequeña semilla en los niños en pos de atraer a las futuras generaciones hacia las carreras de ciencia y tecnología”, indicó Arias. 

Nao es un robot con características humanas desarrollado por la compañía francesa Aldebarán Robotics desde el 2004. Se ha hecho famoso en todo el mundo por sus participaciones en Robocup (el campeonato de fútbol de robots).

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta