La periodista húngara al momento de realizar una zancadilla a un padre con su hijo en brazos, cuando trataban de cruzar la frontera de Serbia.


Redacción | EP. La periodista húngara Petra László que se hizo mundialmente conocida por patear y hacer caer a varios refugiados en la frontera con Serbia, fue acusada de vandalismo por la Fiscalía de su país.

László, quien despúes del incidente dijo que su actuación se debió a un “instinto de defensa”, se expone a una pena de hasta cinco años de prisión si es declarada culpable por un Tribunal.

El comportamiento violento de la acusada, que no causó heridas, provocó consternación en las personas que estaban presentes“, indicó la Fiscalía de la provincia de Csongrád, al relatar que la reportera pateó y puso zancadillas a varios de los refugiados que huían de la policía al entrar en Hungría desde Serbia.

Sin embargo, la Fiscalía no encontró indicios de que las acciones de la reportera estuvieran motivadas por el origen de las víctimas.

La periodista trabajaba para N1TV, pero tras lo ocurrido fue despedida por el medio televisivo y posteriormente realizó una disculpa pública de lo ocurrido.

Las imágenes de Laszlo dieron la vuelta al mundo en septiembre del año anterior, cuando cientos de migrantes rompieron el cerco policial para entrar en la ciudad húngara de Szeged.

Los refugiados a los que puso la zancadilla, Osama Abdul Mohsen y su hijo Zaid, se instalaron en Getafe, donde el padre fue contratado por el Centro Nacional de Formación de Entrenadores (Cenafe).

Leer: Refugiado sirio pateado por una periodista será entrenador de fútbol en España

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta