La imagen emotiva del abrazo de Obama a uno de los sobrevivientes durante el tributo a los miles de muertes por la bomba atómica, dio la vuelta al mundo este viernes.

Redacción| EP. El Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, participó en Japón de un acto para honrar a los más de 200.000 muertos que en agosto de 1945 dejaron las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki.

El tributo, realizado en Hiroshima, significa la primera visita de un mandatario estadounidense en ejercicio, desde el ataque nuclear empleado por los norteamericanos en la II Guerra Mundial.

“Un resplandor y una bola de fuego arrasaron la ciudad, demostrando que la Humanidad había conseguido los medios para destruirse a sí misma”, recordó Obama, quien llegó a Hiroshima acompañado por el primer ministro nipón, Shinzo Abe.

Obama cumplió honrando a todos los que murieron en la II Guerra Mundial, pero no se disculpó, aunque admitió la brutalidad de los ataques perpetrados contra Hiroshima y Nagasaki.

Durante la actividad realizada este viernes, Obama abrazó a un hombre que sobrevivió al devastador estallido de la bomba atómica.

“Estuve a punto de pedirle que me soltara las manos, pero no dejaba de hacerlo… Creo que es una persona muy sincera o tiene el corazón para ser solidario con los demás. Estuve encantado de hablar con él, cada vez me apretaba las manos más fuerte”, indicó Sunao Tsuboi, de 91 años y líder de un grupo de sobrevivientes.

El principal objetivo de Obama en Hiroshima era presentar su programa de desarme nuclear, que le valió el Premio Nobel de la Paz en 2009.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here