Breve historia del periodista que mató a sus excompañeros

0
316

William Aguilar | EP. La noticia que acaparó la atención este miércoles a nivel mundial fue el asesinato de Alison Parker y Adam Ward, reportera y camarógrafo de un pequeño canal en Virginia, Estados Unidos.  

El video del asesinato fue filmado por el mismo camarógrafo, así como por el propio asesino, quien lo subió a su cuenta de Twitter, en la que utilizaba el pseudónomo de Bryce Williams.

Pero su verdadero nombre es Vester Lee Flanagan y también es periodista, de hecho, trabajó en el mismo noticiero que Parker y Ward, del canal WDBJ7, donde trabajaron juntos en una serie de reportajes.

Hace dos años Flanagan fue despedido de la televisora. Al ser cesado, acuso a la reportera de haber hecho comentarios racistas en su contra. El caso no pasó más, pues se arregló en conciliación extrajudicial. Sin embargo, los rencores de Flanagan continuaron.

Para empeorar las cosas, el conflicto interracial en EE.UU. se ha intensificado con ataques de seguidores de la extrema derecha que han matado a negros en nombre de su supuesta supremacía, tal como sucedió en junio pasado en una pequeña iglesia Charlteston, Carolina del Sur, donde fueron asesinadas 9 personas negras, tan solo por su color de piel.

Ese hecho fue “la gota que derramó el vaso”, según escribió Flanagan. A partir de ahí, empezó a fraguar su plan. Durante varias semanas llamó a la cadena televisiva diciendo que les tenía una historia exclusiva. Que resultó ser el asesinato de sus excompañeros.

Al culminar el acto, Flanagan huyó de la escena del crimen hacia un pequeño aeropuerto donde cambió su auto por uno rentado antes de que la policía lo encontrara. Mientras hacía eso, escribió varios tweets explicando sus razones y subió el video de los homicidios filmado por él.

Al mismo tiempo, el asesino envió un documento de 23 páginas por fax a la cadena ABC. En él, Flanagan dijo que su ira “había ido creciendo poco a poco y estaba a punto de explotar.

Apenas cinco horas después de los asesinatos, la policía encontró el auto de Flanagan estrellado, después de que se disparara en un intento de suicidio. Fue llevado al hospital cercano, donde murió pocos minutos después.

Además de la muerte de la periodista y el camarógrafo, el tiroteo dejó gravemente herida a Vicki Gardner, quien era entrevistada por Parker en ese momento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here