Sudáfrica posee un 80% de esta especie animal en el continente africano, por lo cual preocupa el aumento de la caza de este animal durante los últimos 8 años.


Allan Madriz | EP. Los cazadores furtivos de Sudáfrica alcanzaron la cifra de  1.175 rinocerontes muertos durante todo el año 2015, según información publicada por autoridades del Ministerio de Medio Ambiente ese país.

La cifra, que ambiguamente es menor que la del 2014, cuando las cazadores abatieron 40 animales menos en el país que alberga el 80% de la población mundial de esta especie.

De la cifra de 1175 rinocerontes cazados en ese país, 826 rinocerontes fueron abatidos en el Parque Nacional de Kruger, donde generalmente se reportan la mayoría de casos.

Lo preocupante de estos números, es que para el 2007, en Sudáfrica solo se reportaron 13 animales muertos, pero la cifra ha ido creciendo en grandes cantidades, hasta alcanzar los 668 en 2012 y los 1.215 animales abatidos en 2014.

“Necesitamos desesperadamente esfuerzos internacionales coordinados por la policía y otras agencias para combatir a las organizaciones criminales en todo el sur de África y más allá”, reclamó el responsable de WWF para los rinocerontes sudafricanos, Jo Shaw.

La especie se encuentra amenazada debido a que el cuerno de este animal se vende sobre todo en los mercados asiáticos por precios superiores a los del oro.

En noviembre anterior, el Tribunal Superior de Sudáfrica declaró legal la comercialización del cuerno de rinoceronte dentro del país y revocó la prohibición dictada por el Gobierno en 2009, al considerar que fomentaba la caza furtiva de estos animales.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta