Aunque cientos de carteles en la marcha mostraban rechazo hacia un sector de la población mundial, un sacerdote aseguró que la caminata no fue contra nada ni nadie.
PATROCINADO

Eliannys Padra | EP. Alrededor de las 10:00 a.m. de este domingo partió desde la Catedral Metropolitana, en el centro de San José, la II Caminata por la Vida y la Familia, organizada por la Iglesia católica.

A esta actividad se unieron miles de personas, entre mujeres, hombres, adolescentes y niños, quienes con su presencia apoyaron el mensaje de la Iglesia en contra de la ideología de género, el matrimonio entre personas del mismo sexo, el aborto y las clases de educación sexual que promueve el Ministerio de Educación.

Lea→ Sala IV rechaza recurso de diputados evangélicos sobre “ideología de género”

A pesar de querer transmitir un mensaje en “favor de la familia”, a muchos participantes de la marcha se les escuchó hablar y profanar en contra de quienes tienen preferencias por personas de su mismo sexo o por quienes no se sienten identificados con su sexo biológico.

Esta masiva movilización fue organizada por la Iglesia Católica de Costa Rica y a ella también se unieron evangélicos.

Asimismo, la actividad congregó a personas de diferentes partes del país, entre ellas Guanacaste, Pérez Zeledón, Limón y muchas zonas del Valle Central.

El rechazo al aborto y a las lecciones en escuelas de educación sexual también estuvo presente en esta movilización.

A pesar de que en varias ocasiones el Ministerio de Educación Pública ha destacado que el plan de educación sexual en las escuelas es para complementar lo que los niños aprenden en casa, algunos ciudadanos siguen estando en contra de este proyecto que por otra parte ha sido señalado de positivo.

La caminata recorrió la Avenida Segunda y todo Paseo Colón y finalizó con un acto litúrgico en frente de la estatua de León Cortes afuera del Museo de Arte Costarricense.

La misa estuvo a cargo de Monseñor Ángel San Casimiro, quien dejó claros los pensamientos de la Iglesia y por las cuales marcharon: a favor de la vida y a favor de la llamada “familia tradicional”.

Aunque cientos de carteles en la marcha mostraban rechazo hacia un sector de la población mundial (quienes abortan u homosexuales), el sacerdote aseguró que la caminata no fue contra nada ni nadie.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here