Lula Da Silva no irá a prisión mientras se desarrolla el proceso de apelación de la sentencia.

Redacción| EP. El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, fue condenado este miércoles por la Justicia de ese país a nueve años y medio de prisión por los supuestos crímenes de “corrupción pasiva y lavado de dinero”.

El juez Sergio Moro determinó que el exmandatario en apariencia recibió sobornos de la empresa constructora OAS, una de las más grandes del país.

Según el texto de la decisión, Lula obtuvo “una ventaja indebida como consecuencia del cargo de presidente de la República“, por lo que las sanciones deben ser ajustadas al tamaño de su investidura.

Entre las ventajas recibidas por Lula figuran además un lujoso apartamento tríplex de 215 metros cuadrados en un complejo nuevo en Guarujá, en el litoral del estado de San Pablo.

A cambio de esto, el expresidente habría facilitado contratos millonarios a esa compañía con Petrobras, según se desprende de la investigación.

Da Silva, de 71 años, se desempeñó como presidente brasileño desde 2003 hasta 2011. El exmandatario, quien es todavía uno de los políticos más populares de Brasil, tiene derecho a apelar la sentencia y no irá a prisión mientras dure este proceso.

El anuncio de la condena, debilita las opciones de da Silva para regresar al Poder, ya que según las encuestas de ese país, se perfilaba como el candidato presidencial con más apoyo de cara a las elecciones del 2018.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Compartir
Periodista de ElPeriodicocr Cobertura de temas nacionales, con énfasis en política.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here