24.9 C
San José
viernes, marzo 24, 2023

Los niños y jóvenes que se van a dormir más tarde son propensos a engordar, concluye estudio

MÁS LEÍDO

Elvis Martínez
Elvis Martínezhttp://www.elperiodicocr.com
Periodista y productor audiovisual, experto en nuevas tecnologías de la comunicación e información y en Comunicación para el Desarrollo. Ha trabajado por más de 22 años en radio, televisión, prensa escrita y digital. Es director y fundador de El Periodicocr.com. Asignado en coberturas de temas políticos, sociales, económicos y tecnológicos.

VIDEOS


Redacción EP. Un estudio realizado por científicos de la Universidad de California ha encontrado un nuevo motivo que ocasiona problemas de peso, relacionado con las horas de sueño de los niños y adolescentes.

Los científicos señalan que existe una relación entre el índice de masa corporal (IMC) y el tiempo de sueño; por cada hora de sueño perdida el IMC aumentó en 2.1 puntos.

“Estos resultados ponen de manifiesto que la hora de irse a dormir de los adolescentes, no solo el tiempo total de sueño, es un objetivo potencial para el control de peso durante la transición a la edad adulta”, explica Lauren Asarnow, quien dirigió el equipo de investigación.

Así, los jóvenes que aprovechan las horas de sueño tienen más posibilidades de controlar un peso saludable durante su transición a la edad adulta.

Asornow indicó que las más recientes investigaciones demuestran que los niños y jóvenes no duermen las nueve horas recomendadas por los expertos, lo que conlleva a problemas cardíacos y de peso.

Uso de dispositivos móviles influye

Un reciente estudio divulgado por la Fundación Americana de Sueño señala que el uso de dispositivos móviles como el celular y las tabletas antes de la hora de dormir tiene como resultado perturbaciones del sueño, baja energía, falta de concentración y poca retención de información, lo cual podría afectar a los jóvenes en edad escolar o universitaria.

Según la investigación, un n 72% de los jóvenes entre 13 y 18 años utiliza dispositivos móviles antes de dormir mientras que el porcentaje disminuye a 67% de los 19 a 29 años. Los jóvenes llamados Generación Z mandan como promedio 56 mensajes por noche antes de dormir, mientras que la Generación Y envía una media de 42 mensajes.

Como resultado, la mayoría de personas consultadas para el estudio presentaba agotamiento físico: el 51% señalaba que no solían dormir bien, otro 60% apuntaba que no se sentían frescos al despertar.

Un 66% conducía esa mañana con menos acierto, mientras que 52% apuntaba necesitar una siesta diaria. Mientras que un  46% de estudiantes señalaba que siempre se sentían agotados y no realizaban actividades físicas durante el día.

Commentarios

commentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMO MINUTO

El Periódicocr.com