Demanda del ICE se debe a una diferencia entre lo que se autorizó cobrar al usuario y lo que se le cobra a los operadores.


Allan Madriz | EP. El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) interpuso una demanda contra la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) ante el Tribunal Contencioso Administrativo por una supuesta incongruencia en las tarifas de telefonía celular.

El ICE reclama la suma de ¢17.255 millones argumentando que las tarifas de interconexión para operadores móviles no se actualizan desde noviembre del 2011.

Según indica la institución, la demanda está sustentada en la resolución RCS-088-2015 de la Sutel, en la cual se establece para el ICE un costo de ¢17.95 por originar la llamada y otros ¢17.95 por culminarla o recibirla, o sea un total de ¢35,9 por cada minuto.

Sin embargo el ICE afirma que la tarifa autorizada para el usuario final está fijada en ¢29,49 en telefonía prepago y en ¢30 por minuto postpago; lo que implica una diferencia de ¢6.41 en prepago y ¢5.9 en postpago.

“Con esta resolución, la Sutel reconoce tácticamente que las tarifas máximas de usuario final (los ¢30) están por debajo en ¢5.90 del costo de originar y terminar una llamada de telefonía móvil”, indicó el director de Relaciones Regulatorias del ICE, José Luis Navarro.

La acción legal pretende recuperar los ingresos no percibidos entre noviembre de 2011 y junio de 2015, estimando un monto de ¢15.644 millones en pérdidas y ¢1.611 millones por intereses.

Esta no es la primera disputa legal entre ambas instituciones, ya que en el 2015 la Sutel demandó al ICE por más de ¢2000 millones.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta