Representantes de la Fundación dieron su punto de vista en la comisión especial legislativa que investiga el cierre. Foto: Asamblea Legislativa.


Allan Madriz| EP. Funcionarios y funcionarias de la Fundación Vida Nueva, aseguran que seguirán dando la lucha para evitar el cierre del Centro de Trasplante Hepático, que se encuentra en litigio en el Tribunal Contencioso Administrativo.

Durante su participación en la comisión especial legislatva que investiga el caso, representantes de la Fundación culparon a los integrantes de la Junta Directiva de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) por el “desmantelamiento” de este Centro.

“La junta directiva de la Caja Costarricense del Seguro Social, quienes en el acuerdo de Junta Directiva 8800, artículo 17, explícitamente se impone la decisión de cerrar el Centro de Trasplante con un estudio mediocre…”, señaló en la comisión especial, Ana Laura Méndez, representante de Vida Nueva.

Méndez indicó que el Centro de Trasplante entre el 2008 y el 2015 atendió a cerca de 7.718 pacientes, realizó 40 trasplantes y unas 1200 cirugías, y a pesar de esta trabajo se desconoce el por qué la CCSS tomó la decisión de cerrarlo.

Rosibel Arrieta, representante de la Fundación comentó ante los diputados que investigan este tema que han tenido que hacer rifas y ventas para buscar los recursos para poder enfrentar el proceso legal.

Los legisladores de la comisión especial legislativa que investiga el cierre del Centro de Trasplantes continuarán con el proceso de audiencias para evaluar a profundidad el caso.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta