Macron mantiene las reformas e incluso recupera popularidad tras la caída en verano
PATROCINADO

Keylor García | EP. El pasado martes en diferentes ciudades de Francia miles de empleados públicos protestaron contra las políticas del presidente francés, Emmanuel Macron, cuyos recortes, alegan, afectaría drásticamente la calidad de vida.

A la huelga se unieron empleados públicos del sector educativo y hasta personal hospitalario, ante varias medidas que pueden suponer una pérdida de poder adquisitivo, entre otras desventajas.

Mientras tanto, Macron mantiene las reformas e incluso recupera popularidad tras la caída en verano, y la oposición, tanto en el Parlamento como en la calle.

Sin embargo, desde principios de septiembre se han manifestado en Francia algunos sindicatos contra la reforma laboral. También han habido protestas de la oposición política bajo el liderazgo del exsocialista Jean Luc Mélenchon, y de jubilados y transportistas.

Galería de lo sucedido en las calles de Paris, Nantes (Francia).

Medios internacionales calificaron la protesta del pasado martes como “la mayor movilización funcionarial en una década” superando las protestas del pasado mes de septiembre contra la reforma laboral, huelga que reunió a todos los grandes sindicatos, y en sectores diversos de los 5,4 millones de funcionarios franceses.

¿Qué ha llevado a funcionarios públicos y privados a huelgas?

La queja de los sindicatos se centra en una serie de medidas técnicas pero que, alegan, acabarán erosionando su poder adquisitivo, y que les penalizan más que a otros grupos de empleados.

También se oponen a la congelación de las remuneraciones y cuestionan la eliminación de la indemnización por el primer día de baja por enfermedad, medida que busca reducir el absentismo.

Laurent Berger, secretario general de la Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT) manifestó en medios internacionales que el Gobierno no parece haber tomado la medida del malestar profundo que afecta a los funcionarios; también que, “Los agentes sufren porque sólo se les ve como una carga presupuestaria y no como una riqueza”.

Por otro lado, Jean Claude Mailly, jefe del sindicato Fuerza Obrera (FO), denunció que las medidas del Ejecutivo obedecen a una “lógica de austeridad”, añadió que ni la CFDT ni FO participaron en las manifestaciones de septiembre.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Compartir
Periodista Web, editor y creador de contenido | Graduado en la Universidad Central de Costa Rica | Escribe del acontecer nacional e internacional | Incorporado al colegio de periodistas de Costa Rica | keylorg@elperiodicocr.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here