Los precusores del movimiento buscan evidenciar los nexos de León Cortés con el nacionalsocialismo alemán.
PATROCINADO

Aarón Chinchilla EP. Una campaña ciudadana, promovida a través change.org exige retirar la estatua del expresidente León Cortés Castro, por considerar que el exmandatario tuvo relación con la ideología “Nazi“.

Según indicaron, el monumento ubicado en el extremo este del Parque Metropolitano La Sabana debe ser removido ya que “León Cortés Castro fue un déspota, fascista y un nepotista”.

“Durante su administración, León Cortés Castro tomó medidas para restringir el ingreso de polacos y judíos, cosa que culminó con el cierre de fronteras a quienes huían del holocausto europeo. Además permitió el ingreso de nazis al país sin llenar los requisitos más importantes”, señala el comunicado promovido en Chance.org por Antonio Trejos Mazariegos.

Los promotores de la idea consideran que el monumento “no es una simple preservación de la historia”, sino que sirve para “la glorificación del exmandatario y sus ideales”.

“El expresidente León Cortés Castro no merece un monumento frente a la principal avenida del país, ni en ningún otro espacio público. Su legado debe permanecer en los museos y libros de historia donde se recuerde que Costa Rica no está vacunada contra el fascismo y el nazismo”.

Por otra parte, más de 500 ciudadanos han firmado un documento en el cual,  solicitan al Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (ICODER), la remoción de la estatua del Ex presidente.

“A medida que la estatua de Cortés Castro permanezca en su lugar, sigue enviándonos el mensaje de que el ICODER, como ente administrador del espacio, es complaciente con la presencia de la iconografía caudillista, filofascista, anticomunista y antisemita en los terrenos del principal y más grande espacio público de la capital”, señala la misiva enviada al icoder.

El monumento  fue inaugurado en abril de 1952, gracias a donaciones privadas. El objetivo principal fue mostrar a Cortés Castro como un “gestor de amor profundo a las instituciones de los pueblos libres”. Sin embargo, los precusores del movimiento social buscan evidenciar los nexos de León Cortés con el nacionalsocialismo alemán.

“Las actuaciones del presidente Cortés Castro dividieron nuestro país y pretendieron subyugar a miles de personas en razón de sus creencias y origen. Esta es una historia que, por encima del cemento y la varilla, nunca debemos olvidar y una que tampoco debemos volver a colocar sobre un pedestal para ser reverenciada”, cierra el comunicado.

León Cortés Castro fue Presidente de la República para el período 1936-1940. Su administración fue conocida como “Gobierno de varilla y cemento”, ya que se estimuló la construcción de carreteras y caminos, puentes, obras sanitarias, escuelas.

Dentro de sus obras están la Construcción del aeropuerto internacional de La Sabana, la Imprenta Nacional, el Servicio Meteorológico y se transformó el Banco Internacional de Costa Rica en el Banco Nacional de Costa Rica.

Sin embargo, históricamente ha sido cuestionado por ser afín a las ideas fascistas europeas del Siglo XX. En su período, nombró al Presidente del Partido Nazi de Costa Rica, Max Effinger, como su asesor en cuestión de migración.

Asimismo, Cortés cerró fronteras a personas “no arias, elementos indeseables, maleantes y personas peligrosas” y persiguió a opositores políticos y medios de comunicación.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here