La inyección funciona mediante el uso de plaquetas que contienen la propia sangre del paciente de su brazo.


Redacción | EP. Se llama O-Shot y es una abreviatura de “The Orgasm Shot”, es la inyección que ha logrado cambiar la vida sexual de muchas mujeres gracias a que ha mejorado la intensidad de sus orgasmos. 

La inyección consiste en un tratamiento no quirúrgico que promete aumentar la excitación sexual, aumento de lubricación e incluso mejoras con respecto a problemas como la incontinencia urinaria o el coito doloroso.

Según informaciones de The Independent, el procedimiento que no dura más de 40 minutos, funciona mediante el uso de plaquetas que contienen la propia sangre del paciente de su brazo.

Esto se pone entonces en una centrífuga especial que produce plasma rico en plaquetas de alta calidad (PRP) y después se inyecta en áreas específicas de la vagina.

El doctor Charles Runels, creador de la vacuna, la puso a prueba por primera vez con su pareja y después de observar los efectos positivos en la mejora de la intensidad de los orgasmos de su mujer, decidió registrarla de manera oficial en el 2011.

¿El resultado? De acuerdo a su inventor, orgasmos más intensos, más frecuentes, una mayor excitación y aumento de la lubricación natural. Al día de hoy, más de 2.000 mujeres se han sometido al procedimiento con una estimada tasa de éxito del 85%.

El creador de la inyección, el Dr. Charles Runels, poniendo el tratamiento a una de sus pacientes. Foto:  The Guardian.
El creador de la inyección, el Dr. Charles Runels, poniendo el tratamiento a una de sus pacientes. Foto: The Guardian.

“El PRP generado en la centrífuga contiene factores de crecimiento regeneradores de células que, cuando se inyectan en la vagina, disparan las células madre para aumentar el flujo sanguíneo y generar un crecimiento sano de tejidos, además de ayudar a mejorar la vascularización del área”, explicó el Dr. Sharif Wakil a The Independent, que ofrece la inyección en Londres.

¿Hay riesgos con la inyección de un área tan altamente sensible? El Dr. Wakil señala todas las inyecciones llevan ciertos riesgos tales como sangrado, infección y daños en las terminaciones nerviosas, pero afirma que nunca ha visto ningún efecto secundario en los 2.000 casos que ha administrado personalmente.

Pero todo este procedimiento tiene un costo relativamente alto,  y éste, precisamente, alcanza una inversión inicial de 1.174 Euros.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta