Con el voto afirmativo al expediente se pretender resguardar un baluarte histórico para todos los puntarenenses, que alberga en su interior una gran cantidad de especies y arrecifes de gran belleza, cuyos restos son visibles durante la marea baja a 600 metros de la playa.

Esta iniciativa que busca proteger el patrimonio subacuático, nació tras la controversia que causó la extracción de algunas piezas de este buque, que se encuentra anclado en la Raba desde los años 40 durante la Segunda Guerra Mundial.

El incendio del navío fue provocado en 1941 siguiendo órdenes de su respectivo capitán, con la intención de que no fueran intervenidos oficialmente por el gobierno costarricense, que trataba de evitar que se comunicaran con grupos nazis que permanecían en el país.

Por otra parte, una vez que el buque sea declarado Patrimonio Histórico, tanto la Municipalidad como las autoridades ambientales deberán velar por su conservación.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta