La écnica de la crogenia es utilizada en la medicina para la conservación de células, tejidos y tratamientos de fertilidad. Foto con fines ilustrativos.


Redacción | EP. Una adolescente británica de 14 años años ganó un caso en la corte en el que pedía ser congelada (criogenia) después de su muerte, ya que había sido diagnosticada con cáncer.

A pesar de la oposición de su padre, un juez de la Suprema Corte de Justicia de Inglaterra concedió este último deseo a la menor, quien tenía el sueño de poder ser revivida en el futuro, ante la posibilidad de adelantos médicos en esa época.

En una carta dirigida a los jueces, la menor señala que quiere prolongar su vida “aún si despierta dentro de cien años”.

“Tengo apenas 14 años y no me quiero morir, pero sé que me voy a morir. Creo que ser criopreservada me dará la oportunidad de curarme y despertarme, aún si es dentro de cien años”, señaló la niña, cuya identidad permanece en el anonimato.

En la prensa británica trascendió que los padres de la niña están divorciados y que la menor no había visto a su progenitor en los últimos ocho años.

El juez falló en favor de la menor y ordenó que el caso no saliera a la prensa mientras ella estuviera viva para evitarle aún más estrés en sus últimas semanas de vida.

El cuerpo de la menor fue conservado y transportado desde Londres hacia Estados Unidos, donde fue congelado indefinidamente por un costo de 45 mil dólares.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta