Costa Rica ganó el premio en la modalidad aventura internacional con el proyecto Caminos de Oro.

Sergio Pérez García |EP

Con la finalidad de potenciar el desarrollo y la comercialización de la industria turística y además proyectar los productos turísticos de mayor calidad el Concurso al Mejor Producto de Turismo Activo en FITUR 2016 premia a los mejores cada año. Esta vez el Instituto Costarricense de Turismo en su XXI edición se quedó con el premio en la modalidad de Aventura Internacional con el proyecto Caminos de Osa operado por la Asociación Caminos de Osa.

Profesionales del turismo, medios de comunicación, representantes del sector turístico, que componen el jurado del concurso, han considerado que este proyecto que permite mejorar las condiciones de vida de la población de la Península de Osa, sin comprometer la integridad de los ecosistemas marinos y terrestres que la rodean, es el mejor producto de Turismo Camino de Oro.

CAMINOS DE OSA

La Península de Osa es uno de los lugares mágicos de Costa Rica donde el bosque tropical se junta con el mar Pacífico. En esa zona conviven 370 especies de pájaros, más de 140 especies de mamíferos, 6.000 tipos de insectos y 300 de árboles, toda una joya de la naturaleza.

Un paraíso que, los últimos 40 años, ha disfrutado de una política conservacionista que ha permitido proteger gran parte del territorio, pero que por contrapartida, limitó el desarrollo y acceso al trabajo de sus habitantes convirtiéndose casi en enemigos de su propio hogar.

Actualmente, se está realizando una labor para que esta zona no solo se conserve como un lugar de gran valor biológico sino también se conserve su riqueza social.

El proyecto Caminos de Osa es un modelo de desarrollo sostenible e integral en la región que surge con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de los habitantes de las diferentes comunidades e impulsar un modelo que no comprometa los ecosistemas terrestres o marinos de la zona.

Este nuevo destino turístico ofrece 3 senderos en de la Reserva Forestal Golfo Dulce con el que se consigue a la vez, por un lado, reducir la afluencia al Parque Nacional Corcovado y por otro aumentar la visita de turistas a los negocios de turismo rural de la población local de las comunidades cercanas a estos senderos.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta