Autoridades costarricenses confirmaron que no hay ningún sobreviviente.
CHAT POR WHATSAPPSu tienda en linea desde hoy
PATROCINADO

Elvis Martínez | EP. Cinco de los diez pasajeros estadounidenses  fallecidos en el fatídico accidente aéreo ocurrido este 31 de diciembre,son miembros de una misma familia que vacacionaba en Costa Rica desde hace varios días, según consta en el despacho de registro del Departamento de Operaciones de Nature Air.

Se trata de  Bruce Steinberg, Irene Steinberg, Matthew Steinberg, William Steinberg y Zachary Steinberg.

A las 12:10 p.m. los Steinberg  y cinco pasajeros estadounidenses más abordaron la avioneta de fabricación estadounidense CESSNA 208B Grand Caravan, matrícula TI-BEI de Nature Air. Minutos después la aeronave se estrellaría en medio de las montañas en Bejuco de Nandayure, Guanacaste.

TAMBIÉN: Tragedia aérea: varios muertos tras accidente de avioneta en Guanacaste

A las 12:20 p.m.  del último día de 2017, se recibió la primera llamada del fatídico accidente. Al llegar al lugar el cuerpo de rescate de la Cruz Roja y Bomberos ya no podían hacer nada, la escena era dantesca: la avioneta estaba consumida en llamas y los cuerpos de los dos tripulantes costarricenses y los 10 pasajeros, yacían calcinados en medio del bosque.

Además de la familia Steinberg también perecieron los pilotos costarricenses Juan Manuel Retana y Emma Ramos y los estadounidenses Thibault Astruc, Sherry Wuu, Amanda Geissler, Mitchel Weiss y Leslie Levin Weiss . Sobre estos últimos las autoridades costarricenses no han determinado el parentesco de los pasajeros.

Las autoridades aún desconocen las causas del fatal accidente. Pudo ser una combinación de condiciones; fallas técnicas y humana o hasta el clima, ya que a esa hora se registraban ráfagas de viento de 20 nudos aproximadamente.

Por la tarde las autoridades de emergencias y socorro se centraban en recoger los cuerpos, para luego trasladarlos a la medicatura forense en San Joaquín de Flores en Heredia. A primera hora de este primero de enero un equipo del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y Técnicos de Investigación de Accidentes de Aviación Civil continuarán con las indagaciones.

El accidente aéreo que ha causado conmoción nacional y  dolor y tristeza a familiares de las víctimas, se convierte en el segundo accidente aéreo más trágico en la historia de la aviación costarricense por el número de personas fallecidas.

La Embajada de Estados Unidos en Costa Rica informó que coloborará con los familiares de los fallecidos.

Por su parte el Gobierno de Costa Rica  manifestó su compromiso de hacer todo lo necesario para colaborar con los familiares de las víctimas “en lo que requieran en este difícil momento” y transmitió “la solidaridad de todo el pueblo costarricense”.

 



LAS PEORES TRAGEDIAS AEREAS EN COSTA RICA

  1.  El 15 de enero de 1990 Costa Rica fue testigo de uno de los peores accidentes aéreos del país cuando la avioneta matricula TI-SAB, piloteada por Carlos Echeverría R. se precipitó en las montañas de Escazú provocando la muerte de 23 pasajeros quienes habían abordado la aeronave en el Aeropuerto Juan Santamaría hacia Palmar Sur.    ,                                                                                                                PASAJEROS: Siete canadienses, tres panameños, un estadounidenses, un sueco, nueve costarricenses y dos extranjeros no identificados.

  2.  El 31 de diciembre de 2017 la avioneta de fabricación estadounidense CESSNA matrícula TI-BEI de Nature Air piloteada por Juan Manuel Retana Chinchilla y Emma Ramos salió de Punta Uvita con 10 pasajeros abordo. Minutos después se recibía una llamada del fatídico accidente. Ningún sobrevientre.                                                                                                                                                                    PASAJEROS: Amanda Geissler, Charles Palmer, Bruce Steinberg, Irene Steinberg, Matthew Steinberg, Willian Steinberg,Zachary Steinberg, Leslie Weiss, Sherry Wuu,Thibault Astruc.

  3. Corría el 26 de agosto de 2000 cuando una avioneta de la compañía Sansa que se dirigía a Tamarindo, Guanacaste, piloteada por los costarricenses Karl Acevedo Nevermann y William Badilla Salazar, cochó en las faldas del Volcán Arenal.                                                                                                                                                                PASAJEROS: 8, ningún sobreviente, incluido los dos pilotos.
COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here