Estas son las imágenes del lugar donde Amnistía Internacional denuncia las muertes y actos de tortura.


Redacción | EP. Un informe de la organización no gubernamental (ONG), Amnistía Internacional, denuncia que el régimen sirio ahorcó a un total de 13 mil personas entre el 2011 y el 2015.

Según señala la ONG, en ese periodo, todas las semanas, y a menudo dos veces a la semana, se sacó de sus celdas a grupos de hasta 50 personas para ahorcarlas; todo esto mediante ejecuciones extrajudiciales.

La prisión gubernamental, ubicada cerca de Damasco, la capital del país, servía como un “matadero humano”, según indica el título del informe: “El matadero humano: Ahorcamientos masivos y exterminio en la prisión de Saidnaya”.

La investigación muestra que el gobierno sirio impone deliberadamente condiciones inhumanas a los presos de Saydnaya mediante torturas reiteradas y la privación sistemática de alimentos, agua, medicinas y atención médica.

“Los horrores expuestos en este informe revelan una campaña oculta y monstruosa autorizada por las máximas instancias del gobierno sirio, encaminada a aplastar cualquier forma de disidencia en la población siria”, ha declarado Lynn Maalouf, directora adjunta de investigación en la oficina regional de Beirut de Amnistía Internacional.

La ONG señala en el informe que ninguno de los detenidos ahorcados en Saidnaya recibió nada parecido a un juicio real, ya que se les presentaba ante lo que se denomina una Corte Militar de Campaña, con una comparecían de uno o dos minutos.

Las conclusiones del informe se basan en una investigación intensiva realizada a lo largo de un año, desde diciembre de 2015 hasta diciembre de 2016, en la que se hicieron entrevistas directas a 84 testigos, entre los que había ex guardias y funcionarios de Saydnaya, reclusos, jueces y abogados, así como expertos nacionales e internacionales en la privación de libertad en Siria.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta