Recursos naturales a tope permiten sostener la demanda eléctrica del país. Foto: Gobierno.

PATROCINADO

Allan Madriz| EP. Durante la última semana el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) aprovechó la alta disponibilidad de agua en las plantas sin embalse (llamadas a filo) y de viento, para cubrir la demanda eléctrica nacional.

Según informó la institución, desde el 27 de noviembre, el agua de estas plantas ha provisto poco más del 44% de la electricidad del país, mientras que el viento ha aportado cerca del 23%.

“La combinación correcta de las fuentes en períodos de alta disponibilidad permite satisfacer la demanda y dosificar los recursos despachables, presentes en embalses y campos geotérmicos, para asegurar las mejores condiciones en el verano”, explicó Luis Pacheco, gerente de Electricidad del ICE.

Adicionalmente, los embalses estacionales (Cachí, Angostura, Pirrís y Reventazón) han facilitado la optimización de la generación nacional.

Estas condiciones abrieron la posibilidad de descansar los campos geotérmicos y poner, de manera paulatina, en reserva las seis plantas que utilizan el vapor volcánico desde el jueves 30 de noviembre, las cuales volvieron a su condición habitual este 4 de diciembre.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Compartir
Periodista de ElPeriodicocr Cobertura de temas nacionales, con énfasis en política.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here