Camión de UNICEF transporta agua para 1250 familias en Siria. Foto: UNICEF/Al-Haj Omar.

Redacción | EP. La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU, informó que 5.5 millones de personas continúan sin agua en Damasco desde el 22 de diciembre, a raíz los combates en Wadi Barada, donde se origina gran parte del suministro para la ciudad.

La OCHA expresó preocupación por la salud de la población debido a la posible generación de enfermedades y declaró que el suministro de agua fue atacado deliberadamente.

“No estamos en posición de decir quién atentó contra el suministro de agua, pero claramente no dejó de funcionar de forma espontánea”, subrayó Jean Laerke, portavoz de OCHA, durante una conferencia de prensa en Ginebra.

Las autoridades sirias están utilizando camiones para distribuir agua principalmente a escuelas, hospitales, panaderías y algunos vecindarios.

Mientras tanto la ONU rehabilitó y equipó varios pozos en la ciudad y sus alrededores que cubren aproximadamente un tercio de las necesidades diarias de agua.

Además está suministrando combustible y generadores para aumentar la capacidad de bombeo de agua, así como transportando agua a 50 escuelas prioritarias y algunas zonas rurales de Damasco.

COMPARTIR POR WHATSAPP Y OTRAS REDES SOCIALES

Commentarios

commentarios

Compartir
Periodista de ElPeriodicocr Cobertura de temas nacionales, con énfasis en política.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here